El nuevo gobierno de Bélgica sacude a la comunidad judía

El recientemente juramentado gobierno de centro izquierda de Bélgica ha sacudido a la comunidad judía debido a su postura pro palestina, su falta de énfasis en el antisemitismo y su nombramiento de un ministro de justicia que ha hablado públicamente del “lobby judío”.

En febrero, cuando el ministro de Justicia Vincent Van Quickenborne era alcalde de Kortrijk, tuiteó que “el lobby judío está trabajando horas extra. Después de Aalst, ahora Washington”, publica The Jerusalem Post.

El jueves, Alexander De Croo prestó juramento como nuevo primer ministro, en sustitución de Sophie Wilmes, que había sido la jefa de un gobierno provisional durante los últimos 16 meses.

Wilmes, que fue la primera primera ministra judía belga, ahora será ministra de Relaciones Exteriores del país.

Pero junto a ella estará el nuevo ministro de Justicia Vincent Van Quickenborne, del Partido Demócratas y Liberales Flamencos Abiertos.

En febrero, cuando Van Quickenborne era alcalde de Kortrijk, tuiteó que “el lobby judío está trabajando horas extras. Después de Aalst, ahora Washington”. No era la primera vez que generaba sorpresa. En 2002, Van Quickenborne viajó a Gaza y se reunió con el fundador de Hamas, el jeque Ahmed Ismail Hassan Yassin.

“Estoy un poco ansioso porque he visto una serie de nombramientos que han sorprendido, y en algunos casos con razón”, dijo Yohan Benizri, presidente de la Federación Belga de Organizaciones Judías y vicepresidente del Congreso Judío Europeo y el Congreso Judío Mundial.

En la plataforma “no se hizo ninguna mención explícita de la lucha contra el antisemitismo”, a pesar del tema del carnaval de Aalst, dijo Benizri, haciendo referencia al carnaval anual en Bélgica que ha ganado notoriedad por sus disfraces y carrozas antisemitas.

El silencio fue sorprendente teniendo en cuenta las referencias en la plataforma a los planes israelíes de anexar partes de Judea y Samaria (Cisjordania), dijo Benizri. La libertad religiosa también está ausente, agregó.

Un miembro judío del parlamento belga Michael Freilich, que forma parte de un partido de oposición, el Partido Nueva Alianza Flamenca, también mencionó esta plataforma.

Las mayores amenazas para Europa y Bélgica provienen de China y Rusia, pero esos países no se mencionan en la plataforma, pero Israel sí, dice Freilich.

La plataforma habla de posibles sanciones contra Israel si sigue adelante con la anexión y menciona la potencial aprobación unilateral de un estado palestino, dijo Freilich. “Esos son puntos que muestran que los partidos de izquierda, que siempre han sido críticos con Israel, tienen ventaja en este gobierno”, dijo.

Freilich agregó que le preocupaba que el nuevo gobierno eliminara las protecciones especiales para las instituciones judías contra los ataques antisemitas. Añadió que también existía el temor de que apoyara la prohibición de la circuncisión.

El nuevo gobierno está formado por siete partidos que abarcan la división lingüística franco-holandesa, incluidos liberales, socialistas y verdes. Bélgica no ha tenido un gobierno de pleno derecho desde diciembre de 2018, cuando colapsó una coalición de cuatro partidos.



Fuente: Reuters / Enlace Judío

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario