El partido árabe vota en contra del acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, ratificado en la Kneset

 La Kneset debatió este jueves y finalmente ratificó el acuerdo de paz suscripto hace un mes entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos en la ceremonia en la Casa Blanca. Hasta figuras de la oposición, sumamente críticas del  Primer Ministro Biniamin Netanyahu por diversas razones, elogiaron ese gran logro político, de importancia estratégica para Israel.

Pero la votación a favor no fue unánime. De los 120 miembros de la Kneset, 93 estaban presentes en el momento de votar. Y de ellos, 80 apretaron el botón verde a favor. Los otros 13 se opusieron, votaron en contra. Todos ellos, los miembros de La Lista Conjunta, el partido mayormente árabe: 12 árabes y 1 judío de dicho partido, todos sus legisladores, optaron por no ratificar el acuerdo.

“El mundo árabe apoya el acuerdo”, declaró desde el podio de oradores el Primer Ministro. Y se corrigió: “No, no todo el mundo árabe. Hezbolá se opone. La Autoridad Palestina se opone. Y aquí en la Kneset, también hay diputados que se oponen”.

El análisis, la opinión

Claro está que cada partido tiene derecho a sus opiniones sobre absolutamente todos los temas planteados ante la Kneset. Cada diputado puede apoyar o discrepar. Pero es lamentable que La Lista Conjunta, un partido que participa en el juego democrático israelí, en el que evidentemente el voto de cada ciudadano vale igual que el de su semejante, siga una línea como ésta.

Una cosa es que su agenda central-y si no el primer tema pues el segundo-sea todo lo relacionado al conflicto entre Israel y los palestinos. Que siendo un partido político israelí tengan como norte defender siempre las posturas palestinas sin osar casi criticar nada de lo que dice y hace el liderazgo palestino. Otra es votar alevosamente contra un acuerdo de paz firmado por Israel, porque la Autoridad Palestina se le opone alegando que deja de lado la cuestión palestina. Esto, además, es votar contra los intereses de los propios ciudadanos árabes de Israel, que pueden también beneficiarse claramente de la apertura de puertas árabes a Israel, su país, el país en el que viven.

No hace falta siquiera escuchar sus argumentos explicando y analizando que a lo que se oponen es a acuerdos separados que no conducen a nada según ellos  y que no facilitan que se logre una solución del conflicto con los palestinos. El simbolismo mismo de levantar la mano para votar contra un acuerdo de paz, dice mucho.

Y se suma a pronunciamientos que varios de sus miembros han tenido en demasiadas ocasiones mostrando demasiada comprensión respecto a atentados terroristas , refiriéndose a terroristas en términos positivos y calificando a soldados de Tzahal como asesinos, sin mostrar jamás ni una pizca de comprensión sobre las necesidades de seguridad de Israel.

En una de las varias entrevista que realizamos a Yoseph Haddad, árabe israelí gran defensor del país y crítico de la Lista Conjunta, fundador y director de la fundación “Beiajad Arevim ze la ze”, le pedimos ejemplos concretos de por qué considera ilegítimo a dicho partido. Así nos respondió

“Son numerosos los ejemplos. ¿Recuerdas al ex diputado Basel Ghattas? Está ahora preso, porque contrabandeó teléfonos celulares a cárceles israelíes para presos por razones de seguridad. La exdiputada Hanin Zoabi participó en la flotilla turca a bordo del Marmara, por la que hubo ataques a soldados israelíes. También el propio Ayman Odeh visitó a presos de seguridad. Además ¿alguna vez condenan cuando hay u atentado?”, recalcó. Y de inmediato agregó: “Y Hiba Yazbak diputada de Balad, parte de la Conjunta, que tuiteó a favor de Samir Quntar, un terrorista libanés despreciable que asesinó en la playa de Naharia a Dani Haran y sus dos hijos chiquitos…Otros que no son de Balad, tratan de sonar de otra forma, pero también  Ahmed Tibi ha dicho en más de una ocasión que no existió un Templo judío en el Monte del Templo, adoptado así la más tajante narrativa palestina. Y no le da vergüenza”.

Nunca les dio vergüenza. Y este jueves, al votar contra el acuerdo de paz firmado hace un mes, la perdieron del todo.


Por Ana Jerozolimski
Fuente: Semanario Hebreo Jai

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario