Europa: ¿Qué será de sus judíos? Por Lic. Eduardo Alberto Chernizki

 


Lic. Eduardo Alberto Chernizki, analista comunitario.

El Institute for Jewish Policy Research, con sede en Londres, publicó un informe sobre la cantidad de judíos que viven en Europa que establece que tan solo 1,3 millones de personas se describen a sí mismas como judías en Europa continental, Reino Unido, Turquía y Rusia, lo que indica que disminuyeron casi un 60% con respecto a los 3,2 millones de judíos en 1970.

La actual cifra es similar a la que vivía en Europa hace 1.000 años y según lo publicado por JTA, la explicación que brindan los autores del informe, Daniel Staetsky y Sergio DellaPergola ,es que luego del colapso de la Cortina de Hierro, 1,5 millones emigraron, es alta tasa de mortalidad y baja la de natalidad, y aumentan los matrimonios mixtos, lo que presagia que la disminución continuará, excepto donde las comunidades mayoritariamente ortodoxas pues su tasa de natalidad es mayor que la del resto de la población judía.

El estudio considera que de acuerdo a los datos recogidos hay comunidades que se encuentran en “estado terminal”: principalmente la de Alemania porque más del 40% de sus 118.000 judíos tienen más de 65 años, mientras que menos del 10% tienen menos de 15. En situación similar se encuentran las de Ucrania y Rusia.

Las cifras brindadas por este informe difieren con las brindadas por el Congreso Judío Europeo: 1.929.650 judíos en Europa en la actualidad y para el Congreso Judío Mundial, 1.438.000.

El recrudecimiento del antisemitismo también influye en la disminución, siendo significativo el caso de Francia que tiene actualmente 449.000 judíos en comparación con 530.000 en 1970, y solo desde el año 2000, 51.455 judíos franceses emigraron a Israel, superando ampliamente a culquier otro país de Europa Occidental. Esta disminución hace prever que en poco tiempo Francia dejara de ser la segunda mayor población de diásporas judías después de EE.UU. pudiendo llegar a ser reemplazada por Canadá que ya tiene 391.000 judíos.

Las poblaciones judías de Austria, Bélgica, el Reino Unido y Suiza, “pueden estar creciendo, o al menos, no disminuyendo”, según el informe debido a que un porcentaje importante son judíos estrictamente ortodoxas, ya que el 33% de sus hogares tiene al menos cuatro hijos, mientras que son el 26% en Alemania y Francia, el 25% en Hungría y el 21% en Dinamarca.

El informe también demuestra que las cifras estimadas sobre los israelíes que viven en Europa difieren con la realidad. Mientras que se estimaba que decenas de miles viven solo en Berlín, sólo 10.000 viven en Alemania, 18,000 en Gran Bretaña, 9.000 en Francia, 6.000 en Holanda, que sumados a los del resto de Europa totalizan unos 70.000, ya que en las comunidades más pequeñas representan un más del 40% de todos los judíos en Noruega, Finlandia y Eslovenia; 20-30% en España, Dinamarca, Austria y Holanda y más del 10% en Luxemburgo.

Otro dato importante presentado por el informe es que en Europa hay 2.8 millones de personas que de acuerdo a la Ley del Retorno tienen derecho a inmigrar a Israel en función de sus raíces judías ancestrales, al menos un abuelo judío, pero que no son necesariamente judíos ni se identifican como tales.

Los autores plantean que es dificil se revierta la baja de judíos que viven en Europa pues “Sólo en circunstancias excepcionales las tendencias demográficas modifican radicalmente su curso”, aunque agregaron “tales modificaciones en realidad han ocurrido más de una vez en la demografía judía europea durante los últimos cien años”.

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario