¿Hay pasajes del Talmud que hablan sobre Jesús?

En distintos sitios web, blogs, foros y grupos de Facebook circulan acusaciones contra lo judío, diciendo que el Talmud contiene expresiones insultantes contra la figura de Jesús. Vamos a derrumbar de una vez por todas los mitos con los que incitan a los creyentes cristianos para que desprecien lo judío.

La acusación basada en citas falsas o tergiversadas:

Insultos contra María santísima, en Sanedrín 106a. Dice que la madre de Jesús era una prostituta: “Ella, que era el descendiente de príncipes y gobernadores fornicó con carpinteros”. También en la nota nº 2 en Shabat 104b se dice que en el texto “sin censura” del Talmud está escrito que la madre de Jesús, “Miriam la peluquera”, tuvo relaciones sexuales con muchos hombres.

  • “Jesús era un bastardo nacido de adulterio”. (Yebamoth 49b, p.324)
  • “María era una prostituta: Jesús era un hombre malo”. (Sanhedrín 106a & b, p.725).
  • “Jesús era un mago y un tonto. María era una adúltera”. (Shabat 104b, p.504).

Acusación: “El Talmud afirma que Jesús era un bastardo”

Mishná Ievamot 04:18

R. Shimon ben Azzai dijo: He encontrado un libro de genealogías en Jerusalém y en el está escrito “El hombre Plony es un bastardo”.

Mishná Ievamot 04:18
Mishná Ievamot 04:18

Lo que hacen es afirmar que esta es una referencia a Jesús. Sin embargo, esta afirmación es totalmente ridícula.

Lo más probable es que la Mishná se esté refiriendo a una persona famosa y, debido a la falta de alguna ramificación genealógica concreta, su nombre ha quedado fuera por los compiladores de la Mishná y utilizaron el nombre indeterminado hebreo Plony.

Plony es un término bíblico utilizado de la misma forma en que nosotros hoy podemos decir «fulano» hoy (Rut 4: 1):

Rut 4:1
Rut 4:1

La conservación de registros genealógicos era muy común en los tiempos talmúdicos para que los Judíos regulares no se casaran con personas que no calificaban y por ende lleguen a violar la prohibición bíblica (Deuteronomio 23:3). Las investigaciones sobre el linaje y proclamas de bastardía no eran infrecuentes (Nehemías 7: 5; Talmud Kidushin 70b-71a). Por tanto no hay ninguna razón para suponer que esta cita del Talmud se refiere a Jesús.

Referencias:

Gustaf Dalman rechaza la afirmación de que esta Mishná se refiere a Jesús [Dalman, Die Worte Jesús (Liepzig: Hinrichs, 1898), p. 4 n. 2]. Del mismo modo, RT Herford llama a esta sugerencia “dudosa y probablemente infundada” [Herford, “Jesús en la literatura rabínica”, La Enciclopedia judía Universal , vol. 6 pp. 87 a 88]. Johann Maier lo llama “la extraña especulación ” [Maier, Jesus von Nazareth der talmudischen Überlieferung , p. 50]. Todo esto se cita con aprobación por John P. Meier en su aclamado Un marginal Judio , vol. I p. 108 n. 53. Véase también la discusión de Abraham Korman en Zeramim Vekitot Beyahadut , pp. 348-349.

Acusación: “El Talmud afirma que María era una prostituta y que Jesús era un hombre malo”

Sanedrín 106a

R. Iojanán dijo (en relación a Balaam): Inicialmente fue un profeta, al final, un brujo. Rav Papa dijo: Tal y como dice la gente, “Ella era descendiente de príncipes y gobernantes, se prostituyó con carpinteros”.

Sanhedrin 106a
Sanhedrin 106a

Aquí llegamos a la distorsión común que suelen hacer de las partes del Talmud en que se hace referencia explícita, es decir, textual a Balaam, alegando que “en realidad son referencias veladas a Jesús”.

Como veremos más adelante, Balaam no es una palabra del código talmúdico para Jesús. Por lo tanto, el pasaje anterior se refería exclusivamente a Balaam, y no a Jesús. Además de este hecho, uno puede leer el pasaje de cerca y ver que Rav Papa está ofreciendo una parábola que explica la declaración de R. Iojanán.

Es imposible leer la declaración de R. Iojanán como una referencia a Jesús y la de Rav Papa como una referencia a la madre de Jesús.

R. Iojanán está diciendo que Balaam tenía un enorme potencial y comenzó como un verdadero profeta de D’os. Sin embargo, se volvió hacia el mal y en el final de su vida se convirtió en un mago (es decir, ejercía la magia negra). Esta tradición relativa a la ascendencia de Balaam también fue registrada en el Midrásh Tanjuma [Balac, 5] y en Yalkut Shimoni [Números, 771].

Rav Papa añade una parábola para explicar esto. Considere la posibilidad de que una mujer que está casada con un poderoso gobernante que conduce a su pueblo a la batalla. Está acostumbrada a ser la esposa de alguien fuerte, cuyas manos poderosas pueden manipular con habilidad una espada y vencer a cualquier oponente. Si su marido muriera ella todavía querría casarse con alguien en una posición similar de liderazgo y fuerza.

Incluso estando viuda pasa constantemente por donde aquellos con los que desea casarse, ella todavía se esforzará por su antigua gloria, e incluso se casará con un carpintero que, si bien no lleva a sus compatriotas a la batalla, es alguien que maneja con destreza las herramientas. Aun cuando la capacidad de llegar a su antigua gloria obviamente esté ausente, ella todavía intentará todo lo posible para llegar a cualquier posición que se parezca remotamente a lo que fue.

Del mismo modo, Balaam comenzó como un hombre con profecía (como un príncipe o gobernante). Era capaz de ver el futuro e incluso manipular a través de sus maldiciones y bendiciones. Sin embargo, cuando perdió ese don cuando D’os le quitó la profecía, Balaam todavía quería ver el futuro, incluso recurriendo a comparaciones pálidas tales como la brujería y la magia negra (como un carpintero).

Este pasaje no tiene absolutamente nada que ver con Jesús y ciertamente no hay insulto implícito hacia María.

Referencias:

Cf. R. Meir HaLevi Abulafia, Yad Ramah, Sanhedrin ad. loc.; Ephraim Urbach, “Rabbinic Exegesis About Gentile Prophets And The Balaam Passage” (Hebrew), Tarbitz (25:1956), p. 284 n. 56.

Acusación:

En el Talmud se regodean por el hecho de que Jesús muere joven, Un pasaje de Sanedrín 106 se regodea sobre la temprana edad a la que murió Jesús: “¿Has oído de qué edad era Balaam [Jesús]?. Él respondió: No se dice en realidad, pero ya que está escrito, hombres sanguinarios y engañadores no llegarán a la mitad de sus días se deduce que tenía treinta y tres o treinta y cuatro años de edad”.

El Texto verdadero:

Sanedrín 106b

Un hereje dijo a R. Janina: ¿Sabe usted cuántos años tenía Balaam? [R. Janina] respondió: No está escrito. Sin embargo, ya que dice (Salmo 55:24) “Los hombres derramadores de sangre y engañadores no vivirán la mitad de sus días …” él era de 33 o 34. [El hereje] dijo: Bien has dicho. He visto La crónica de Balaam, y dice que “A los 33 años Balaam el cojo fue matado por Pínjas el ladrón”.

Sanhedrin 106b
Sanhedrin 106b

Una vez más vemos el supuesto de que Balaam es una palabra en clave para Jesús. Aquí la supuesta conexión es que Jesús murió a la edad de 33 años, y este pasaje dice que Balaam murió a esa edad también. Además, alegan que Pínjas Poncio Pilato están relacionados, porque “ambos tienen la letra «P»” en sus nombres.

Incluso si este pasaje fuese una referencia a Jesús, aunque no, no se ve ningún regodeo.

Sin embargo, los historiadores suelen coincidir en que este pasaje no se refiere a Jesús. Lo siguiente es tomado de la Enciclopedia Judaica ( “Jesús“, vol 10 p 16..) [Transliteración del hebreo para ésta finalidad]:

Sin embargo, es imposible imaginar que un cristiano le preguntase a un Judío por la edad que Jesús, y el llamado Crónica Evangelio de Balaam ni Poncio Pilato se mencionan ni una sola vez en toda la literatura rabínica, o se refiere a Pilatos como Pinjas el ladrón. El hereje al que se refiere no era más que un miembro de una secta gnóstica que estaba probando si Janina podría responder a una pregunta que no fue contestada en la Torá. Crónica de Balaam era un libro apócrifo de Balaam. Estos libros a menudo adoptan una actitud desfavorable sobre los patriarcas y los profetas, Así que es muy posible que el Pinjas de la Biblia fuese llamado en el apócrifo «Crónicas de Balaam» como Pinjas el ladrón.

Referencias:

Cf. Urbach, ibid., p. 284; W. Bacher, Jewish Quarterly Review O.S. 3, pp. 456-457; Chanoch Zundel Ben Yosef, Eitz Yosef to Ein Ya’akov, Sotah 11a sv Balaam.

A continuación vamos a esclarecer al respecto de la falsa imputación de que en el Talmud, la palabra “Balaam” es una forma cifrada de referirse a Jesús.

Balaam

Balaam en la literatura rabínica es uno de los villanos arquetipo. Como veremos más adelante, él era un hombre poderoso cuya profecía y la cercanía con D’os le dio potencial para hacer mucho bien. Sin embargo, optó por utilizar esos dones hacia el mal. A causa de su terrible potencial que se torció completamente, sus habilidades celestes fueron pervertidas hacia la maldad, se le consideraba el principal ejemplo de la corrupción.

Algunos investigadores han sugerido que Balaam es una palabra en código en la literatura talmúdica para Jesús. Sin embargo, vamos a demostrar que Balaam es considerado el modelo del mal en pasajes que no se refieren a Jesús y a partir de estos pasajes, podemos ver que no hay ninguna razón de peso para leer otros pasajes similares como si se tratase de una referencia a Jesús. En efecto, la lectura de estos pasajes se refiere a Jesús sería romper con el entendimiento establecido del Talmud.

Sifrei en Deuteronomio 34:10

“Nunca más surgió en Israel un profeta como Moisés”. Sin embargo, no se dice nada respecto de alguien que nace en otros países.

¿Quién? Balaam, hijo de Beor. Pero hay una diferencia entre la profecía de Moisés y la profecía de Balaam.

Moisés no sabía quien le habló a él pero Balaam sabía quien le habló, ya que dice (Números 24:16) “Las palabras del que que oye los dichos de D’os…”

Moisés no sabía cuando D’os iba a hablar con él hasta que le habló, pero Balaam sabía cuando iba a hablarle, como dice (ibid.) “¿Quien sabe el conocimiento del Supremo …”.

Con Moisés: D’os no iba a hablar con él hasta que estuviese de pie, como dice (Deuteronomio 05:28) “Pero en cuanto a ti, permanece ante Mí …” Pero con Balaam, Di-s le iba a hablar incluso mientras se encuentre postrado, como dice (Números 24:4) “que vio la visión del Omnipotente, mientras estaba postrado con los ojos abiertos”.

Sifrei en Deuteronomio 34:10
Sifrei en Deuteronomio 34:10

Avot DeRabbi Natan 2:5

¿Por qué se llama a Job (Job 1: 8) “Un hombre perfecto y recto”?. Para enseñarnos que nació circuncidado. Adam también nació circuncidado como se dice (Génesis 1:27) “Así que Dios creó al hombre a su imagen …” Seth también nació circuncidado como se dice (ibid. 5: 2) “El engendró a su semejanza y su imagen … “. Noáj también nació circuncidado … Shem también nació circuncidado … Jacob también nació circuncidado … Joseph también nació circuncidado … Moisés también nació circuncidado … Incluso el malvado Balaam nació circuncidados … Samuel también nació circuncidado … David también nació circuncidado … Jeremías también nació circuncidado … Zerubabel también nació circuncidado …

Avot DeRabbi Natan 2:5
Avot DeRabbi Natan 2:5

Está claro, sin embargo, basado en el orden cronológico, que esto se refiere al bíblico Balaam, y no Jesús. Para el caso, si se tratase de Jesús se hubiese enumerado después de que David, Jeremías, y Zorobabel.

Talmud Sanhedrin 106a

Números 24:14 “Ven, te daré aviso que …”, dijo el rabino Abba bar Kahana: [Balaam] les dijo: “Su D’os odia la promiscuidad y que deseen la ropa de lino. Te voy a dar este consejo. Haz tiendas de campaña y pon prostitutas viejas delante de ellas y las jóvenes en el interior … Cuando los Judíos pasen caminando por el mercado, las ancianas les ofrecerán ropas al precio de mercado y las jóvenes les ofrecerán un precio más barato. Después de dos o tres veces ella le dirá que ya es un visitante confiable y que puede elegir lo que quiere, a la vez que coloca una botella de vino Amonita a su lado. Ella le ofrece una copa de vino. Después de que él lo bebe le encenderá y preguntará por el sexo. Ella le llevará su ídolo y la demandará que le adoren a él primero. Él va a decir que es un Judío y ella va a decir que todo lo que está pidiendo es que defeque [y él no sabrá que este es el culto de ese ídolo]. Ella también va a decir que no va a dormir con él hasta que renuncie a la Torá de Moisés”.

Este pasaje trata claramente acerca de Balaam y describe su sagacidad despreciable. Hay muchos más pasajes que muestran que Balaam es considerado por el Talmud para referirse a un hombre poderoso y completamente malo que obtuvo el título del villano más odiado.

Mishná Avot 5:19

Todo aquel que posee estas tres cualidades pertenece a los discípulos de Abraham nuestro padre: un ojo generoso, un espíritu humilde, y un alma mansa. Pero el que posee las tres cualidades opuestas – un mal de ojo, un espíritu orgulloso y un alma altiva – es de los discípulos de Balaam el malvado.

¿Cómo los discípulos de Abraham se diferencian de los discípulos de Balaam? Los discípulos de Abraham disfrutan de este mundo, y heredarán el mundo por venir, como está escrito (Proverbios 08:21) “Para dotar con riqueza a los que Me aman, y llenaré sus arcas“. Los discípulos de Balaam heredan el Gehena y bajaran al pozo de la destrucción, como está escrito (Salmo 55:23) “Pero tú, oh D’os, los echarán abajo en el pozo más profundo, el sanguinario y traicionero no llegarán a la mitad de sus días. Pero yo confiaré en ti”.

Mishná Avot 5:19
Mishná Avot 5:19

El punto de todos estos ejemplos es mostrar que Balaam es visto en la literatura rabínica como el villano final. A través de pruebas contundentes hemos demostrado que el Balaam bíblico, no es Jesús, está pintado de forma consistente como alguien destinado a la grandeza y que dio un perverso uso de su talento para el mal. En términos contemporáneos, él es el Darth Vader de las Escrituras. Por lo tanto, no es sorprendente que los historiadores encuentren muchos pasajes que denigran a Balaam. Sin embargo, hay muchas razones para creer que estos pasajes se refieren al Balaam real y no a Jesús.

Algunos historiadores creen que Balaam es una palabra en código talmúdico para Jesús. Sin embargo, esta teoría no se ha enfrentado al escrutinio de la academia talmúdica la cual no respalda a los historiadores.

El Profesor Louis Ginzberg, “Algunas observaciones sobre la actitud de la Sinagoga Hacia los escritos apocalípticos-escatológicas”, Journal of Biblical Literature (1922), p. 121 n.18

Por lo tanto, se puede afirmar con absoluta certeza que toda la literatura talmúdica-Midráshica no sabe de ningún apodo para Jesús o sus discípulos.

John P. Meier, un Judio Marginal (1991), vol. 1 p. 95

Por ejemplo, una posición radical está representada por Johann Maier, que sostiene que no sólo la Mishná, sino todo el Talmud carecen de cualquier mención auténtica, directa de Jesús de Nazaret.

En mi opinión, los argumentos de Maier son especialmente convincentes respecto de la Mishná y otros materiales rabínicos tempranos: No hay texto citados a partir de ese período que se refiera realmente a Jesús.

Véase Johann Maier, Jesus von Nazareth der talmudischen Überlieferung (Ertrage der Forschung 82; Darmstadt: Wissenschaftliche Buchgesellschaft, 1978). Su posición, que es desarrollada en detalle en todo el volumen, se resume en las pp. 263-75.

El notable historiador de lo rabínico, Efraín E. Urbach, dedica un artículo a explicar el punto de vista rabínico de Balaam y desacredita la teoría de que Balaam es una palabra de código talmúdico para Jesús.

Ver Ephraim Urbach, “Exégesis rabínica Sobre Profetas Gentiles y El Pasaje de Balaam” (en hebreo), Tarbitz (25: 1956), pp 272-289

Acusación: “El Talmud afirma que Jesús está en el infierno, hiviendo en excremento caliente”

El texto

Talmud Gittin 56b-57a

[Onquelos Bar Kalonikus] llamó a Balaam de entre los muertos. [Onquelos] preguntó: ¿Quién es honrado en ese mundo? [Balaam] respondió: Israel. [Onkelos preguntó:] ¿Qué hay de unirse a ellos?. [Balaam] respondió: (Deut. 23: 7) “No buscarás su paz ni su bien, durante todos tus días, por siempre”. [Onquelos] preguntó: ¿Cuál es su castigo? [Balaam respondió]: En semen hirviente.

[Onquelos] llamó a Yeshu de entre los muertos. [Onquelos] preguntó: ¿Quién es honrado en ese mundo? [Yeshu] respondió: Israel. [Onkelos preguntó:] ¿Qué hay de unirse a ellos?. [Yeshu] respondió: Busca su bien. No hay que buscar su mal. El que los toque será como si hubiera tocado la pupila de su ojo. [Onquelos] preguntó: ¿Cuál es su castigo? [Yeshu respondió]: En excremento hirviente. A medida que el mástil dijo: Quien se burle de las palabras de los sabios es castigadao en excremento hirviente.

Talmud Gittin 56b-57a
Talmud Gittin 56b-57a

Presumiblemente, esto ayudó a convencer a Onquelos a convertirse al judaísmo.

Como hemos explicaremos en otro lugar, este Yeshu no es el Jesús del Nuevo Testamento. Es más probable que se trate de un prominente hereje de principios del siglo I antes de la era cristiana que se desvió de la tradición rabínica y creó su propia religión combinando el paganismo helenístico con el judaísmo.

Curiosamente, si alguien fuera a reclamar que el Yeshu en el pasaje anterior es el Jesús del Nuevo Testamento, entonces no puede ser que a la vez Balaam también se refiera a Jesús porque tanto Balaam y Yeshu están en el pasaje juntos.

En otras palabras, es una auto-contradicción afirmar que los pasajes en torno a Balaam en el Talmud se refieran a Jesús.

Traducción y Adaptación: Gadiel Lifman K.

Fuente: Israel Noticias

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario