Israel quiere vacunas, no nuevas elecciones, afirma Netanyahu

 El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu manifestó este miércoles su abierta oposición a que se realicen nuevas elecciones en el país en este momento, luego de que su socio de gobierno, Benny Gantz, ha respaldado una iniciativa de ley que pretende disolver la Knéset y llevar a los israelíes a las urnas.

Horas después de que la Knéset aprobó en su lectura preliminar la iniciativa de ley, Netanyahu se dirigió a los israelíes en un mensaje transmitido en vivo desde el recinto parlamentario durante el horario estelar de la televisión en el que se enfocó en arremeter contra Gantz.

“El pueblo de Israel quiere unidad, y no urnas; quiere vacunas, no spots electorales”, afirmó el mandatario durante su discurso. “Una de las cosas que aprendimos es que el coronavirus no diferencia entre las personas. La única forma de derrotar al coronavirus es juntos”.

“Necesitamos dejar la política a un lado, habrá tiempo para eso, y trabajar juntos por los ciudadanos de Israel. Benny Gantz debería de poner el freno de mano y detener este deterioro de la situación hacia unas elecciones. Detener estos ataques desenfrenados, aún no es tarde. No podemos arrastrar al país a elecciones, porque debemos de enfocarnos en la lucha contra el coronavirus, la salud, salvar vidas y el sustento de todos los ciudadanos israelíes”.

Netanyahu instó al partido Kajol Laván de Gantz a detener el proceso de disolución de la Knéset para evitar nuevas elecciones, aunque los acusó de “establecer un gobierno dentro del gobierno”, de sostener pretensiones “populistas”, de mantener una “oposición dentro de la coalición” de gobierno y violar los acuerdos con el Likud.

El primer ministro también acusó a Gantz de estar siendo arrastrado políticamente por los opositores Yair Lapid y Naftali Bennett, líderes de los partidos Yesh Atid y Yamina, a quienes tachó de “irresponsables”.

“Los israelíes quieren responsabilidad, unidad y un gobierno que trabaje junto por todos nosotros”, declaró.

La respuesta de Gantz a Netanyahu

En reacción al discurso de Netanyahu, Gantz emitió un mensaje en video compartido en sus redes sociales en el que responsabilizó al mandatario por llevar al país al umbral de nuevas elecciones con una crisis nacional de por medio, destacando la importancia de aprobar un presupuesto, la principal diferencia de peso entre ambos políticos.

“Netanyahu, se acabó el tiempo de las manipulaciones; de los engaños y las mentiras; ahora son las acciones las que importan”, manifestó en el breve video.

“Justo por los grandes retos que están frente a nosotros, el atentado económico que estás cometiendo contra los ciudadanos israelíes en medio de una epidemia económica, médica y social que se está propagando, demuestran que has fracasado.

“Todos sabemos la verdad. También tú. Si no hubiera un juicio, habría presupuesto. Si no hubiera un juicio, habría un gobierno que funcionara. Si no hubiera un juicio, habría unidad. La responsabilidad es solo tuya”.

Por su parte, el número dos de Kajol Laván, el canciller Gabi Ashkenazi, también arremetió contra Netanyahu en un mensaje de Twitter.

“Un cuarto de hora de discurso y la palabra más importante desapareció. ‘Presupuesto’. Nueve millones de ciudadanos quieren certeza económica. Todos ya saben que si no hubiera un juicio, habría presupuesto estatal. Este es el momento para preocuparse por la vacuna económica y aprobar el presupuesto para el año 2021”, escribió.

Por su parte, el líder de la oposición política, Yair Lapid, del partido Yesh Atid y exintegrante de Kajol Laván, aseguró que Netanyahu hoy había “roto sus propios récords de cinismo” y arremetió en su contra en un mensaje en sus redes sociales.

“El señor todo el día se dedica a incitar y odiar, pero luego en la noche sale en la televisión y habla en contra de la incitación y el odio. Todo el día se dedica a la peor y más insignificante politiquería, pero luego sale por la noche en la televisión y dice, ‘dejen de hacer politiquería’.

“Fracasó [Netanyahu] totalmente en la gestión del coronavirus y la economía, pero luego se pone a mentir de que ha logrado un gran éxito cuando todo sabemos que los datos dicen otra cosa. Por eso tiene que marcharse. Israel necesita un nuevo rumbo, un gobierno sencillo y honesto que se gane la confianza del público, se encargue del coronavirus y de la economía”, escribió.


Fuente: ©EnlaceJudío

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario