Mossad ayudó al general sirio a ‘escapar y conseguir asilo’ en Austria

Un general sirio acusado de crímenes de guerra recibió ayuda del Mossad para encontrar “una nueva vida en Europa”, informó The Telegraph en una investigación en la que se citó una fuente judicial de alto nivel en Europa.

El general de brigada Khaled Halabi fue jefe de inteligencia en al-Raqqa durante el período inicial de la guerra en Siria, supervisando un centro en el que los prisioneros fueron presuntamente asesinados, torturados y agredidos sexualmente.

La DGSE, la agencia de inteligencia externa de Francia, ayudó a Halabi a escapar de Siria en 2014, creyendo que podría ser un activo útil en caso de que el presidente sirio Bashar Assad sea derrotado. Sin embargo, a Halabi se le negó el asilo debido a una disposición específica de la Convención de Ginebra que niega la condición de refugiado en casos de denuncias de crímenes de guerra.

Después de que Francia rechazara su solicitud de asilo, Halabi “parece haber contactado con el Mossad, que se puso en contacto con la BVT [agencia de inteligencia interna] de Austria”, dijo la fuente judicial.

Agentes israelíes y austriacos llevaron a Halabi a Austria, según el informe, después de que la Unidad de Crímenes de Guerra francesa iniciara una investigación contra él.

La solicitud de reasentamiento de Halabi en Austria fue concedida en 2015. Además de un apartamento en Viena y amplios beneficios del gobierno, también recibió un estipendio mensual de 5.000 euros (6.000 dólares) del Mossad.

“El Mossad también debe haber pensado que podría ser interesante y tal vez incluso desempeñar un papel político en el futuro”, sugirió la fuente.

Mientras tanto, la Comisión de Justicia Internacional y Rendición de Cuentas (CIJA), una organización que reúne pruebas de crímenes de guerra, había reunido documentos que, según dicen, proporcionan pruebas de la responsabilidad de Halabi por los crímenes cometidos por los que están bajo su mando.

“Tenemos bastantes testigos internos y testimonios de unas 40 víctimas que fueron torturadas”, dijo el director de CIJA, Nerma Jelacic, y añadió que hay pruebas de asesinato, tortura, violencia sexual y delitos contra menores.

Francia emitió una solicitud de Europol para localizar a Halabi en 2017, y en 2018, la policía austriaca hizo una redada en el apartamento de Halabi pero no lo encontró. Desde entonces su paradero no se ha dado a conocer públicamente.


Fuente: Israel Noticias

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario