En Israel ya comenzó la vacunación de la segunda dosis de Pfizer

 Exactamente 21 días después de iniciarse la campaña nacional de vacunación contra el Coronavirus, el primer israelí vacunado-el Primer Ministro Biniamin Netanyau-recibió el sábado por la noche la segunda dosis. Inmediatamente después, el Ministro de Salud Pública Yuli Edelstein. Ambos, en el Centro Médico Sheba-Tel Hashomer.

Netanyahu aprovechó la ocasión para reiterar lo anunciado días atrás: que gracias al acuerdo especial que logró con Pfizer, hasta fin de marzo podrá haberse vacunado toda la población israelí mayor de 16 años, lo cual permitirá “que volvamos a la vida normal”.

“Para que esto suceda, necesito de ustedes, ciudadanos de Israel, dos cosas: vacúnense y cumplan el cierre impuesto contra las mutaciones”, agregó. “Estamos haciendo esto juntos. Entramos al Coronavirus juntos y emergeremos de la pandemia primeros en el mundo y más fuertes que nunca”.

También aquellos equipos médicos que se vacunaron la misma noche que Netanyahu con la primera dosis, ya recibieron la segunda. Este domingo fue inoculado el Presidente de Israel Reuven Rivlin en el Hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalem. Luego llegó el Intendente de Jerusalem.

Hasta este domingo 10 de enero al mediodía, ya habían sido vacunados más de 1.800.000 israelíes con la primera dosis. Según estimaciones del Ministerio de Salud Pública, ello incluía al 72% de los ciudadanos mayores de 60 años, cerca del 81% de los israelíes de entre 70 y 79 años y cerca del 76% de los mayores de 80.

Paralelamente a la gran esperanza que constituye el avance de la vacunación, continúa vigente la preocupación por los altos números de nuevos infectados diariamente y muy especialmente por la cantidad de enfermos graves en los hospitales, que baten records y este domingo 10 de enero eran ya casi 1030. Es la primera vez desde el comienzo de la pandemia que los enfermos graves superan el millar.

Y cada vez que se publican estadísticas, queda claro que el Covid-19 es una enfermedad que no se debe tomar a la ligera a ninguna edad, por más que esté claro que la gente mayor y en grupos de riesgo sea más vulnerable al virus. Según fuentes en el Ministerio de Salud Pública israelí, la cuarta parte de los enfermos graves tienen menos de 60 años y entre ellos hay 3 adolescentes y 2 niñas menos de 10 años. Esto no es por cierto lo más común, pero es una indicación clara de que todos deben tener cuidado y respetar las instrucciones destinadas a evitar contagios.

Entre tanto se han confirmado cuatro casos de la nueva “mutación sudafricana” en Israel, en dos cadenas epidemiológicas separadas. Tres son de una misma familia que acaba de regresar de Sudáfrica.


Por Ana Jerozolimski

Fuente: Semanario Hebreo Jai

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario