Georgia Tech adopta definición de antisemitismo de IHRA, tras discriminar a líder judía

Georgia Tech adopta la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA) después de que excluyeran a la directora de Hillel del evento “Palestina 101”.

Un año después de las acusaciones de que el Instituto de Tecnología de Georgia (Georgia Tech) se había negado a proteger los derechos civiles de los estudiantes y profesores judíos en el campus, la universidad llegó a un acuerdo con la demandante y adoptó la definición principal de antisemitismo.

El Centro Estadounidense para el Derecho y la Justicia (ACLJ), en nombre de Hillels of Georgia, había pedido al Departamento de Educación de EE. UU. que investigara si Lauren Blazofsky, entonces directora de Georgia Tech Hillel, no pudo participar en un evento de "Palestina 101" por ser judía.

"Georgia Tech se complace en anunciar que las partes han llegado a un acuerdo y el caso ya está cerrado", dijo la universidad el martes por la mañana. "Estamos comprometidos a fomentar la interacción reflexiva, la perspectiva global y la sensibilidad intercultural, y mantenemos una política sólida de igualdad de oportunidades, no discriminación y contra el acoso que se aplica a todos los miembros de la comunidad del Instituto".

“El antisemitismo y cualquier otra forma de discriminación no son aceptables”, continuó, aceptando la definición de trabajo de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA).

Georgia Tech adopta la definición de antisemitismo de la IHRA después de que la directora de Hillel fuera excluida del evento "Palestina 101"

“Estoy satisfecha con el resultado, ya que nos lleva hacia una dirección en la que los estudiantes pueden sentirse seguros y protegidos en el campus”, dijo Blazofsky, quien ahora es Directora Asociada de Hillel en la Universidad de Emory, a The Algemeiner. “Nuestro objetivo desde el principio fue asegurarnos de que los estudiantes judíos, junto con cualquier estudiante en el campus, puedan confiar en que [Georgia Tech] los protegerá cuando se enfrenten al antisemitismo o la discriminación. Nos complace ver que la Universidad ha reconocido la definición de antisemitismo de la IHRA, ya que nos impulsa a trabajar juntos para educar a la comunidad sobre todas las formas de antisemitismo moderno”.

La denuncia de enero de 2020 acusó a Georgia Tech de no "confrontar el antisemitismo y proteger los derechos de los estudiantes y profesores judíos". Se produjo después de que una orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump afirmara que el Título VI de la Ley de Derechos Civiles protege contra la "discriminación antisemita por motivos de raza, color u origen nacional" en los colegios y universidades.

Mark Goldfeder, el abogado que manejó el caso, dijo a The Algemeiner, “Creo que ambas partes estaban muy contentas con el resultado. Nos complace tener a GA Tech como socio en la lucha contra la discriminación, y creemos que una declaración unificada sobre este tema ayudará a prevenir cualquier caso futuro de comportamiento antisemita y garantizará que si algo sucede, se trate de manera adecuada".

Al adoptar la definición de antisemitismo de la IHRA, Georgia Tech se une a 35 países y a un número creciente de universidades y otras instituciones.

“El respeto es un valor fundamental en Georgia Tech, que reconocemos como esencial para cultivar una comunidad universitaria inclusiva, diversa y dinámica”, dijo Elliot Karp, director ejecutivo de Hillels of Georgia, a The Algemeiner. "Estamos comprometidos a fomentar la interacción reflexiva, la perspectiva global y la sensibilidad intercultural, y mantenemos una política sólida de igualdad de oportunidades, no discriminación y contra el acoso que se aplica a todos los miembros de la comunidad del Instituto".

Fuente: ©EnlaceJudío

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario