Israel, Arabia Saudita, EE. UU., Irán: Gambito de dama

POR NATALIO STEINER

Según el periódico árabe Al-Hayat, que se edita en Londres, los funcionarios israelíes y saudíes “presionaron fuertemente al presidente Trump para que ataque las instalaciones nucleares de Irán”.

El reporte se basa en fuentes estadounidenses no identificadas citadas en el artículo que expresan al periódico que desde la victoria de Joe Biden en las elecciones estadounidenses y el entendimiento en Jerusalén de que la administración emergente de Biden tiene la intención de llegar a un nuevo acuerdo nuclear con Teherán, “los funcionarios israelíes y saudíes han estado ejerciendo una fuerte presión sobre el presidente Trump para lanzar una operación militar y atacar las instalaciones del programa nuclear militar de Irán”.

El reporte alega que el incumplimiento del acuerdo por parte de los iraníes, que recientemente aprobaron en la legislación parlamentaria su decisión de enriquecer uranio a un nivel del 20%, constituye un motivo para un ataque militar estadounidense.

Según el reporte, que cita a altos funcionarios en Washington, la posibilidad de un ataque estadounidense contra Irán frustraría la decisión del presidente electo Biden para alcanzar un nuevo acuerdo nuclear con Teherán, y el tema se ha discutido en las últimas semanas entre funcionarios de seguridad saudíes e israelíes en reuniones secretas en el norte de Arabia Saudita, de las que participaron el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, y el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo. Según las mismas fuentes estadounidenses citadas, esas reuniones estaban en conocimiento y apoyo de altos funcionarios de Washington.

El informe también expresa que en contraste con la presión saudo-israelí sobre la administración Trump para lanzar un ataque contra Irán, los representantes de los Emiratos Árabes Unidos no participaron en las reuniones mantenidas en el discurso, a pesar de una solicitud enviada desde Israel y Arabia Saudita.

Según el informe, los Emiratos también se han abstenido de tomar una posición ante la administración estadounidense con respecto a la necesidad de un ataque militar contra Irán, debido a la falta de voluntad de Abu Dabi de deteriorar aún más sus relaciones con Teherán, que ya están en un punto bajo.

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario