Revista Compromiso de la DAIA: ¿Quién es el ideólogo que inspira al supremacismo blanco?

 Camus, tiene73 años y es desde hace tiempo un prolífico escritor que formó parte del círculo de intelectuales franceses, pero ahora es casi un marginal en el mundo cultural. Ninguna editorial quiere publicar sus libros, sin embargo, sus ideas se difunden alrededor del mundo.


En su libro La gran sustitución, publicado en 2012, Camus definió en pocas palabras su teoría, que él no considera teoría: “es muy simple. Hay un pueblo y casi de golpe, en una generación, en su lugar hay otro o varios otros pueblos”. Camus tiene en mente la población de origen árabe-musulmana en Europa.

El escritor Emmanuel Carrère, lo definió como “un ideólogo de la extrema derecha” y como un referente para el supremacismo blanco global, incluido el más violento: no hay dudas que su teoría de “la gran sustitución ha inspirado a terroristas como el autor de la matanza en dos mezquitas de Christchurch o en un centro comercial de El Paso.

Después que se conociera que el autor de la matanza de Christchurch, en la que murieron musulmanes, publicó un texto también titulado La gran sustitución, idéntico al de Camus, aunque no citaba ni su nombre ni su libro, el autor francés intentó desmarcarse de cualquier violencia.

Él asegura que se puede poner fin a la gran sustitución de manera pacífica pero no explica cómo. “Los más extremistas me tratan de neonazi, pero el nazismo me horroriza”, se defiende. Para Francia, la trascendencia de sus intelectuales no es nueva, pero en este caso ese país está exportando ideas de ultraderecha. Hay otros ejemplos: el antisemita Charles Maurras, condenado a cadena perpetua por colaboracionismo en el final de la Segunda Guerra Mundial, fue el más influyente en la primera mitad de siglo XX.

También novelistas como Jean Raspail, que en 1973 imaginó, en la novela El campamento de los santos, la llegada de un millón de desamparados a la costa mediterránea de Francia. “Sin quererlo, por una especie de misterio, preví algo que está ocurriendo”.

Estás ideas atraviesan fronteras e impactan en las más altas esferas del poder mundial. El ejemplo más contundente es que Steve Bannon, exasesor principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y armador de espacios de extrema derecha a nivel mundial, sobre todo en Europa, citaba a Raspail y a Maurras como fuentes de inspiración. Y Algunos analistas afirman que las teorías de Camus se encuentran en algunos discursos de Reagrupamiento Nacional (RN), aunque su líder, Marine Le Pen, lo desmienta.

El asesino de Nueva Zelanda contaba en ese manifiesto la impresión que le causó, durante un viaje a Francia, percibir que “en cada ciudad francesa, en cada pueblo francés, los invasores estaban ahí” y que “los franceses con frecuencia eran una minoría y que en la calle a menudo estaban solos, no tenían hijos y eran de edad avanzada”.

Por su parte, el autor de la matanza de El Paso, donde fueron asesinadas 22 personas, afirmaba en su manifiesto: “De hecho, la comunidad hispana no era mi objetivo hasta leer La gran sustitución”.

En un reciente reportaje, Camus condenó «sin reservas» las masacres de Christchurch y El Paso. Él dice que está en contra de toda violencia y que los autores de las masacres no hacen ninguna referencia a él, que ni siquiera conocen su existencia y que probablemente no han leído su obra. “Si no fuese así, no cometerían asesinatos, porque es diametralmente opuesto a todo lo que yo recomiendo» dijo Camus.

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario