Sobreviviente del Holocausto en Alemania insta a combatir a la extrema derecha

 En un emotivo discurso en el Bundestag para conmemorar el Día Internacional en Recuerdo del Holocausto, Charlotte Knobloch les dice a los legisladores que monten una defensa más dura de la “frágil” democracia del país.

La sobreviviente del #Holocausto Charlotte Knobloch pidió el miércoles una defensa más firme de la  “frágil” democracia de Alemania y emitió una reprimenda a la extrema derecha, prometiendo: “Lucharemos por nuestra Alemania”.

En un emotivo discurso para conmemorar el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, Knobloch le dijo a la cámara baja del Parlamento del Bundestag que los extremistas y los teóricos de la conspiración estaban explotando los temores en torno a la pandemia y la diversificación de la sociedad.

“No debemos olvidar ni por un solo día lo frágiles que son los preciosos logros de los últimos 76 años” desde la liberación del campo de exterminio de Auschwitz el 27 de enero de 1945, dijo Knobloch.

“El pensamiento y las palabras antisemitas atraen votos nuevamente, son socialmente aceptables nuevamente, desde las escuelas hasta las protestas por el coronavirus y, por supuesto, Internet, ese catalizador para el odio y la incitación de todo tipo”, agregó.

Knobloch, de 88 años, exlíder de la comunidad judía de 200.000 miembros de Alemania que sobrevivió al #Holocausto escondida en Baviera cuando era niña, advirtió que “los enemigos de la democracia son más fuertes de lo que muchos creen”.

“Les pido: cuiden nuestro país”, dijo, y describió el extremismo de derecha como “el mayor peligro para todos” en Alemania.

“Perdieron su batalla”

Dirigiéndose a los diputados de extrema derecha de Alternativa para Alemania, el grupo de oposición más grande en el parlamento con casi 100 escaños, Knobloch acusó a muchos de sus seguidores de “retomar la tradición” de los nazis.

“Les digo: perdieron su batalla hace 76 años”, dijo Knobloch. “Ustedes continuarán luchando por su Alemania y nosotros seguiremos luchando por nuestra Alemania”.

Knobloch luchó por contener las lágrimas mientras relataba el terror del ascenso de los nazis y la deportación de su abuela, Albertine Neuland, al campo de concentración de Theresienstadt, donde murió de hambre en 1944.

“Me presento ante ustedes como una alemana orgullosa, contra todo pronóstico y aunque muchas cosas aún lo hacen poco probable. La tristeza, el dolor, la desesperación y la soledad me acompañan”, dijo, pero agregó que el compromiso duradero de Alemania de contar con su historia la volvió esperanzada.

“Estoy orgullosa de los jóvenes de nuestro país. Están libres de culpa del pasado, pero asumen la responsabilidad del hoy y del mañana: interesados, apasionados y valientes”.

Pero el presidente del Bundestag, Wolfgang Schaeuble, un anciano estadista respetado, advirtió que el consenso alemán en torno a la expiación por los crímenes de los nazis, visto durante mucho tiempo como parte de la base del orden de posguerra, estaba mostrando signos de vulnerabilidad.

Dijo a la cámara que era “devastador” admitir que “nuestra cultura del recuerdo no nos protege de una reinterpretación descarada o incluso de una negación de la historia”.

“Y no nos protege de nuevas formas de racismo y antisemitismo”, dijo Schaeuble, de 78 años.

La periodista y activista judía Marina Weisband, de 33 años, también pidió una vigilancia continua.

“Ser judío en Alemania es saber que sucedió y que puede volver a suceder”, dijo.

“El antisemitismo no comienza cuando se disparan tiros contra una sinagoga”, dijo, refiriéndose a un ataque terrorista en la ciudad oriental de Halle en octubre de 2019. “La Shoah no comenzó con cámaras de gas … no está extinta, esta convicción de que hay personas cuya dignidad vale más que otras’”.

Alemania ha marcado oficialmente el Día de la Memoria del Holocausto cada 27 de enero desde 1996 con una ceremonia solemne en el Bundestag con un discurso de un sobreviviente y conmemoraciones en todo el país.

De los seis millones de judíos asesinados en el #Holocausto, más de un millón fueron asesinados en Auschwitz-Birkenau, la mayoría en sus famosas cámaras de gas, junto con decenas de miles de personas más, incluidos homosexuales, romaníes y prisioneros de guerra soviéticos.

“Vergüenza” y renovación

El aniversario de este año está marcado por la creciente preocupación por la violencia y la incitación extremistas en Alemania.

La canciller Angela Merkel ha hablado de su “vergüenza” por el aumento del antisemitismo, ya que la comunidad judía ha advertido que se están utilizando teorías de conspiración del coronavirus para despertar el odio.

Los delitos contra los judíos han aumentado de manera constante, con 2.032 delitos registrados en 2019, un 13 por ciento más que el año anterior, según las últimas cifras oficiales.

Tras los discursos en el parlamento, varios funcionarios gubernamentales de alto rango dieron testimonio en la sala de oración del parlamento mientras un rabino daba los toques finales a un rollo de la Torá cuidadosamente restaurado.

En presencia de Merkel, el presidente Frank-Walter Steinmeier y otros, el rabino Shaul Nekrich escribió las últimas 12 letras del Rollo de Torá de Sulzbacher, uno de los rollos de Torá más antiguos de Alemania.

La Torá fue creada en 1792 en Baviera y sobrevivió a un incendio en la ciudad de Sulzbach en 1822, y a la llamada Noche de los cristales rotos en 1938, cuando los alemanes de todo el país destruyeron sinagogas y mataron a judíos.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, el rollo de la Torá pasó desapercibido durante unos 70 años en el santuario de la sinagoga de Amberg en Baviera, hasta que fue descubierto nuevamente en 2013.

Las letras descoloridas y la piel de animal de la Torá se restauraron cuidadosamente por 45.000 euros (54.520 dólares) con fondos federales alemanes en Israel y la Torá ahora se utilizará de nuevo en los servicios de la comunidad judía de Amberg.


Fuente: © EnlaceJudíoMéxico

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario