Gran incendio en refinería de Irán un día después de la explosión en una fábrica de drones

 Se registró un gran incendio en la Kangan Petro Refining Co. (KPRC) en el sur de Irán, a lo largo de la costa del Golfo Pérsico, el lunes, justo un día después de que una explosión estallara en una fábrica de drones en el centro del país.


Según los medios de comunicación iraníes, un incendio en el almacén de residuos de KPRC fue contenido y extinguido en una hora y ninguna unidad operativa resultó dañada. No se registraron heridos en el incendio.

Un vídeo procedente del lugar del incendio mostraba grandes cantidades de humo saliendo del almacén.

Todavía no se ha informado de la causa del incendio, que se está investigando.

La instalación fue inaugurada por el presidente iraní Hassan Rouhani hace apenas unos meses, con la expectativa de generar unos 1.000 millones de dólares de ingresos para Irán.

El incendio se produce justo un día después de que nueve personas resultaran heridas en una explosión en la fábrica de productos químicos y fuegos artificiales Sepahan Nargostar en la ciudad de Shahin Shahr, en la provincia iraní de Isfahan, el sábado por la noche.

Se dice que la causa de la explosión también se está investigando.

La fábrica Sepahan Nargostar es un productor de materiales explosivos industriales y comerciales y está bajo la supervisión del Consejo de Seguridad Nacional, según la IRNA (Agencia de Noticias de la República Islámica), la agencia de noticias oficial controlada por el gobierno. La empresa produce varios tipos de fuegos artificiales y pólvora, así como nitrato, sodio, potasio, estroncio, calcio, cobre y bario, según el informe.

The Guardian informó el domingo de que la explosión se produjo en realidad en la Compañía Industrial de Fabricación de Aeronaves de Irán (HESA), que produce una variedad de aeronaves, incluidos aviones no tripulados, para las fuerzas iraníes y proiraníes y que también se encuentra en Shahin Shahr.

La explosión está relacionada con el derribo de un avión no tripulado por parte de Israel cerca de la frontera con Jordania la semana pasada, según el informe. El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que se trataba de un dron iraní enviado desde Irak o Siria. Las Fuerzas de Defensa de Israel recogieron fragmentos de la aeronave destruida para su examen.

La noticia del incendio y la explosión se produce pocos días después de que funcionarios iraníes informaran de importantes avances en las negociaciones para renovar el acuerdo nuclear con Irán.

El jueves pasado, Rouhani dijo que todas las partes de las conversaciones han acordado levantar “todas las sanciones importantes” sobre el petróleo iraní, los productos petroquímicos, el transporte marítimo, los seguros y el banco central.

El año pasado, una serie de explosiones e incendios afectaron a centros industriales de todo Irán, incluidas varias plantas petroquímicas. Los funcionarios iraníes calificaron la mayoría de los casos de incidentes o accidentes, aunque algunos informes han afirmado que al menos algunos de ellos implicaban un juego sucio. El envejecimiento de las infraestructuras de Irán también se ha atribuido a algunos de los incidentes.


Fuente: Israel Noticias