Dos terroristas de Hamás habrían muerto por explosión de munición israelí no detonada

 Dos miembros de las Brigadas Izz a-Din al-Qassam, el ala militar del grupo terrorista Hamás, murieron en el centro de Gaza por la explosión de una munición israelí no detonada que quedó en los recientes combates entre Hamás e Israel, según los medios de comunicación palestinos.

Las Fuerzas de Defensa de Israel dicen que desconocen el incidente, pero que lo están investigando.

En el marco de sus operaciones militares contra las organizaciones terroristas en la Franja de Gaza durante la reciente guerra, Israel tomó como objetivo a los principales líderes y comandantes de Hamás y la Jihad Islámica Palestina (PIJ). La eliminación de estos altos cargos forma parte de un esfuerzo de Israel por degradar las estructuras de mando y control de sus adversarios y limitar su capacidad para futuras operaciones.

Hamás y la Jihad Islámica dispararon casi 4.400 cohetes contra Israel en 12 días, según las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Una declaración anterior de las FDI dijo que Israel se había enfrentado a “la mayor tasa diaria de disparos de cohetes … en la historia del país”. Los cohetes se dirigieron a Jerusalén, Tel Aviv y otras ciudades israelíes, con el objetivo de infligir el máximo de víctimas a la población civil. Trece israelíes murieron durante la guerra.

Durante los 11 días que duró la operación “Guardián de los Muros”, las fuerzas de las FDI destruyeron más de 100 kilómetros del “Subterráneo” de Hamás, la red de túneles subterráneos creada por la organización terrorista para proteger tanto a sus miembros como las municiones y para mejorar su movilidad y libertad de acción.

Además, se eliminaron unos 200 terroristas, así como 20 comandantes y cinco altos mandos afiliados a Hamás o a la Jihad Islámica. Los funcionarios de salud de la Franja de Gaza dicen que un total de 232 personas murieron durante la operación de 11 días.

Las FDI también atacaron alrededor de 70 lanzadores de misiles múltiples, nueve edificios de varios pisos que albergaban infraestructura y oficinas de Hamás, y docenas de centros de mando, puestos de avanzada y campos de entrenamiento utilizados por las organizaciones terroristas en la Franja de Gaza.

El sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro derribó alrededor del 90% de los misiles disparados contra Israel.


Fuente: Israel Noticias