Israel y Gaza: ¿Cómo llegamos acá?


Durante meses, ha habido una escalada de violencia a lo largo de la valla de seguridad entre Gaza e Israel, incluyendo disturbios violentos y el incidente más grave desde la Operación Margen Protector en 2014. Además de los disturbios, los operativos de Hamás comenzaron a llevar a cabo un nuevo tipo de ataque, usando cometas incendiarias y globos incendiarios para prender fuego tierra israelí. Estos dispositivos incendiarios impactaron fuertemente a las comunidades del sur de Israel, incendiaron más de 3.000 hectáreas de tierra israelí y provocaron alrededor de 11 incendios cada día.

Durante los disturbios violentos provocados por Hamás, un francotirador de la Franja de Gaza disparó y mató al sargento de las FDI Aviv Levi. Esto condujo a una respuesta a gran escala, en la cual los aviones de combate de la FAI alcanzaron más de 60 objetivos terroristas de Hamás en una campaña estratégica para dañar significativamente las capacidades de combate de Hamás.


Con las tensiones aumentando, muchos se preguntan cómo llegó a este punto la relación entre Israel y Gaza.

Israel se retiró unilateralmente de la Franja de Gaza en el verano de 2005 después de años de ataques contra civiles israelíes. Se eliminaron todos los puestos de las FDI y se desalojó a más de 9.000 ciudadanos israelíes de 25 comunidades.

El primer ministro Ariel Sharon, que estaba en el cargo en ese momento, se dirigió a la Asamblea General de las Naciones Unidas, expresando la esperanza de un futuro mejor para los civiles de Gaza. "El fin del control y la responsabilidad de los israelíes sobre la Franja de Gaza les permite a los palestinos, si lo desean, desarrollar su economía y construir una sociedad que busque la paz, que sea desarrollada, libre, respetuosa de la ley y transparente y que se adhiera a los principios democráticos ", dijo.


Antes de ser desalojadas, las comunidades judías en Gaza poseían miles de invernaderos y tenían una floreciente economía agrícola. Tras su desalojo, 3.000 de estos invernaderos se dejaron para ayudar a poner en marcha la economía de Gaza. Lamentablemente, poco después de la retirada de Israel de Gaza, los invernaderos fueron saqueados y parte del equipo se convirtió en cohetes que posteriormente fueron disparados contra Israel.

Inmediatamente después de que Hamás haya sido elegido para gobernar en 2007, grandes cantidades de municiones fueron contrabandeadas ilegalmente a Gaza. Esto incluyó 31 toneladas de materiales explosivos de grado militar y 14.000 rifles. Además, en el primer año del reinado de Hamás, cientos de cohetes fueron disparados contra Israel. El Gabinete de Seguridad de Israel declaró la Franja de Gaza como un territorio hostil.

En los años siguientes, Hamás siguió haciendo mal uso de fondos y suministros en Gaza. Se utilizaron más de $120 millones para cemento, que originalmente estaba destinado a desarrollar infraestructura civil, para construir túneles terroristas para infiltrarse en Israel. Estos túneles se utilizaron ya en 2006 en el secuestro del soldado de las FDI, el sargento primero Gilad Shalit.

Desde entonces, Hamás ha seguido derramando concreto en los túneles terroristas y en el proceso de construcción, ha matado a más de 400 palestinos, incluyendo al menos 160 niños. Se realizaron intentos para contrabandear armas a Gaza a través del mar Mediterráneo, lo que llevó a la imposición de un bloqueo naval legal. Además, continuaron los disparos de cohetes y bombas de mortero, infligiendo daños y traumas generalizados a los residentes del sur de Israel en particular, lo que condujo al desarrollo del sistema de defensa aérea Cúpula de Hierro.

Hoy, la relación entre Israel y Gaza sigue siendo tensa. Sin embargo, los civiles de Gaza aún pueden ingresar a Israel para recibir tratamiento médico, orar, estudiar, viajar y trabajar a diario. Israel facilita regularmente la transferencia de suministros humanitarios a la Franja de Gaza a través del Cruce Kerem Shalom, incluso en tiempos de conflicto e incluso durante la Operación Margen Protector en 2014.

Hamas remains accountable for controlling the Gaza Strip, and continues to put its terror-based goals above the needs of its people. They insist on inciting violence and wasting vital supplies on terror activity. The IDF will continue to operate as necessary to safeguard the security needs of the State of Israel, and is ready to defend Israeli civilians and sovereignty.

Hamás sigue siendo responsable de la Franja de Gaza y continúa poniendo sus objetivos terroristas por encima de las necesidades de su gente. Insisten en incitar a la violencia y malgastar suministros vitales en actividades terroristas. Las FDI continuarán operando según sea necesario para salvaguardar las necesidades de seguridad del Estado de Israel y están listas para defender a los civiles israelíes y la su soberanía.

Fuente: IDF
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario