Estudiantes franceses judíos son alentados a migrar a Israel debido al antisemitismo

A medida que el antisemitismo continúa aumentando en Francia, se está poniendo énfasis en alentar a los estudiantes judíos a que estudien en Israel después de la escuela.


Esta semana llegaron 1.000 estudiantes de escuelas judías de Francia como parte del proyecto “Experiencia judía en azul y blanco” de la Agencia Judía para Israel.

El programa expone a los participantes a universidades israelíes, oportunidades académicas y opciones de aliá. Los participantes también recorren el país.

Destacó Paul Fitoussi, director de la escuela de Yavne en Marsella: “Todos los judíos deberían mudarse a Israel. Francia ya no es nuestro hogar. La generación más joven debe hacerlo. Mis dos hijas inmigraron a Israel y aprenden en Beer Sheba, y estoy animando a mi tercera hija a hacer lo mismo”.

Yoni Elimelech, subdirector de la Escuela de Otzar Torá en el distrito 13 de París, se hizo eco de esos sentimientos. “Aunque esto pueda sonar extraño, para nosotros el hecho de que animemos a nuestros muchachos a inmigrar a Israel es perfectamente natural. Creo que todo chico o chica [judío] de 18 años que vive en Francia debería inmigrar a Israel”.

Fitoussi y Elimelech, ambos en la gira con los estudiantes, describieron el aumento del antisemitismo en Francia. “Debido al aumento de los ataques antisemitas”, Fitoussi dijo que decidió “no permitir que los estudiantes coman o tengan clases de deportes fuera del edificio de la escuela”.

“A menudo se arrojan piedras a los estudiantes o éstos gritan calumnias como ‘sucios judíos’ hacia ellos”, dijo.

Elimelech agregó que apenas la semana pasada, su escuela recibió a un estudiante transferido de una escuela pública del distrito 19 “debido a ataques antisemitas” que el niño tuvo que soportar.

De acuerdo a Israel Experience, hasta la fecha, más del 40% de los participantes en cada programa han inmigrado a Israel.

Algunos de los estudiantes, que pidieron que no se utilicen sus apellidos completos por razones de seguridad, recordaron difíciles experiencias antisemitas que tuvieron que soportar mientras vivían en Francia.

Audrey T., de la escuela judía Ort Marseille, dijo que el pasado mes de septiembre estaba sentada con un amigo en un banco frente a su escuela cuando de repente tres matones la agarraron por el pelo.

“Le pegaron y luego comenzaron a golpearle”, dijo ella.

Conmocionada por toda la situación, ella y otra persona que estaba allí se congelaron.

Finalmente, uno de los maestros vino y los ayudó. Su queja a la policía fue ignorada.

Desde entonces, Audrey dijo que “tengo miedo cada vez que me subo a un autobús o si estoy sentada en un parque. Tengo miedo de que también me ataquen así. En el pasado, no pensaba tanto en mi identidad judía, pero desde [el pasado mes de septiembre], pienso mucho en ello”.

Otra estudiante del viaje, Lena S, también de Marsella, dijo que ahora “esconde el collar que llevo con la estrella de David y los símbolos judíos. No quiero ser esa judía religiosa [que es] atacada en el metro o en uno de los barrios menos seguros”. Añadió que “siempre está equipada con spray de pimienta”.

Eitan Z, del distrito 12 de París, dijo que sólo usa la kipá en Shabat y en las fiestas judías, “y aún así camino rápido por temor a ser atacado”. No importa el sábado o el día de la semana. Siempre existe el temor de que me ataquen porque soy judío”.

Añadió que aunque nació y se crió en París, sólo en Israel “me siento en casa”.

Yoav Z, estudiante de una escuela judía en Estrasburgo, dijo que cuando el cementerio del pueblo cercano de Westhoffen fue profanado hace algunas semanas, se dio cuenta de que “hay barrios a los que no puedo entrar con una kipá en la cabeza”. Cuando vi la profanación del cementerio, pensé que no tenía ningún otro lugar a donde ir más que a Israel. Pero, al mismo tiempo, no es tan simple hacer el traslado”, dijo.

Yonah G., del distrito 19 de París, dijo que no está segura de su futuro en Francia.

“Estoy pensando en quedarme en Francia, pero sólo lo sabré cuando empiece a estudiar”, dijo. “Hay un ambiente diferente en París y me siento mucho más segura aquí. Pero es muy difícil decidir qué hacer porque si me mudo a Israel, hay problemas que me preocupan, como la integración en la sociedad israelí, cuestiones de idioma e integración y la diferente naturaleza de los israelíes”.

Durante el viaje los estudiantes subieron a Masada, visitaron el Mar Muerto, y visitaron varias universidades incluyendo la Universidad de Haifa y la Universidad Ben-Gurion del Neguev, entre otras.

Amos Hermon, director general de la Experiencia Israelí, dijo que “en los últimos años hemos visto un aumento en la tendencia del antisemitismo en Europa en general, y en Francia en particular. La Experiencia Israelí trabaja para animar a los jóvenes de Francia a conocer mejor a Israel, y para nuestro deleite muchos deciden venir aquí”, dijo.

Fuente: Jerusalem Post
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario