Miles de árabes se manifiestan en Judea y Samaria contra el plan de paz de Trump

Miles de palestinos se reunieron el martes en Judea y Samaria para rechazar la iniciativa de paz en Oriente Medio del presidente Donald Trump y para expresar su apoyo a los líderes palestinos en su intento de conseguir apoyo en las Naciones Unidas para una resolución que se oponga al plan.


El presidente palestino Mahmoud Abbas planea pronunciar un discurso en la ONU más tarde, pero los miembros no votarán sobre un proyecto de resolución.

Los funcionarios palestinos negaron que la resolución haya sido retirada, pero los diplomáticos dijeron que muchos miembros, incluyendo los países europeos, rechazaron el lenguaje en un borrador que había circulado.

El plan de Oriente Medio de Trump, anunciado en la Casa Blanca el 28 de enero, se pone del lado de Israel en prácticamente todos los temas más polémicos del conflicto de décadas.

Permitiría a Israel aplicar su soberanía grandes partes de Judea y Samaria, incluidos los poblados judíos que albergan a cientos de miles de personas y que la mayor parte de la comunidad internacional considera ilegales.

Los palestinos, que cortaron los lazos con los Estados Unidos después de que Trump reconociera a Jerusalem como la capital de Israel en 2017, han rechazado categóricamente el plan.

Los manifestantes abarrotaron la Plaza Al-Manara en Ramallah, la sede de la Autoridad Palestina en Judea y Samaria. Agitaron banderas palestinas y sostuvieron pancartas condenando el plan.

Una pancarta en inglés decía “Trump es parte del problema, no la solución”, mientras que otra condenaba el “robo del siglo”, en referencia al propio apodo de Trump para el plan: “Acuerdo del siglo”.

“Todo el pueblo palestino y todas las facciones, nacionales e islámicas, están de pie detrás del presidente Mahmoud Abbas”, dijo el Primer Ministro palestino Mohammed Shtayyeh a la multitud.

“Todas las calles están llenas”, dijo. “Esta es la respuesta palestina”.

Abbas ha tratado de reunir el apoyo internacional contra el plan Trump, con cierto éxito.

La Liga Árabe se puso unánimemente del lado de los palestinos contra el plan, pero los aliados clave de Estados Unidos, Egipto y Arabia Saudita, dijeron que apreciaban los esfuerzos de Trump y pidieron que se reanudaran las negociaciones.

Israel y los palestinos no han mantenido conversaciones de paz en casi una década.

La Unión Europea emitió una declaración la semana pasada reiterando su apoyo a una solución de dos estados basada en las líneas de 1967. Los palestinos quieren establecer un Estado en el este de Jerusalem, Judea, Samaria y la Franja de Gaza, territorios que Israel capturó de Egipto y Jordania en la Guerra de los Seis Días de 1967.

El jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, dijo que la iniciativa de Estados Unidos “se aparta de estos parámetros acordados internacionalmente”.

El proyecto de resolución original, copatrocinado por Túnez e Indonesia y respaldado por los palestinos, dijo que el plan de Estados Unidos viola el derecho internacional y las demandas del Consejo de Seguridad de una solución de dos Estados basada en las fronteras anteriores a 1967.

Se esperaba que la resolución se sometiera a votación el martes. Pero los diplomáticos dijeron que muchas de sus disposiciones no eran aceptables para los miembros del Consejo Europeo y otros.

Cualquier resolución está virtualmente garantizada para ser vetada por los Estados Unidos, pero los palestinos esperaban que una fuerte muestra de apoyo de otros miembros del Consejo ayudaría a reforzar el respaldo internacional a sus demandas.

Fuente: Israel Noticias
Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario