La creciente red de terror de Hezbollah en Europa

La condena en rebeldía de dos terroristas vinculados a la milicia Hezbollah, apoyada por Irán, por el asesinato de cinco turistas israelíes en Bulgaria en 2012, ha arrojado nueva luz sobre la red de terror que la organización está expandiendo en Europa.

Las condenas, que fueron anunciadas a principios de esta semana por el Tribunal Penal Especializado de Sofía, la capital búlgara, se refieren a un atentado suicida con bomba contra un autobús que transportaba turistas israelíes el 18 de julio de 2012.

El atentado tuvo lugar en el aeropuerto de la localidad búlgara de Burgas, en el Mar Negro, y en él murieron cinco israelíes, así como el conductor del autobús.

Los investigadores búlgaros identificaron posteriormente a dos de los principales sospechosos en el caso, Meliad Farah, un australiano libanés, y Hassan El Hajj Hassan, un canadiense-libanés, a quienes afirmaron que llevaron a cabo el ataque en nombre de Hezbollah.

Si bien Hezbollah ha negado sistemáticamente toda participación en los asesinatos, el tribunal, no obstante, declaró a los dos hombres culpables del ataque y los condenó a cadena perpetua sin libertad condicional.

Como se desconoce el paradero de los condenados, es poco probable que cumplan sus sentencias. Sin embargo, las pruebas descubiertas por los fiscales búlgaros, que apuntan a la participación de Hezbollah en el ataque, han sido suficientes para persuadir a los funcionarios de la Unión Europea de que incluyan a la denominada ala militar de la organización en su lista negra de terroristas.

Las condenas, además, arrojan nueva luz sobre la floreciente red terrorista de Hezbollah en Europa, que los funcionarios de los Estados Unidos creen que forma parte de los intentos de Irán de ampliar sus capacidades de terrorismo mundial.

En los primeros años de la Revolución Islámica de Irán, el régimen limitó sus actividades terroristas principalmente a Medio Oriente. Pero desde el decenio de 1990, Teherán ha ido ampliando gradualmente su red de terror mundial, siendo el ejemplo más infame el atentado de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, en el que murieron 85 personas y resultaron heridas cientos.

Esto significa que hoy en día Irán cuenta con una red mundial que abarca desde América Latina, donde se ha acusado a Hezbollah de participar en lucrativas actividades de contrabando de drogas, hasta África y Asia.

Ahora han surgido nuevas pruebas que sugieren que Hezbollah, con la ayuda de sus patrocinadores iraníes, está ocupada expandiendo su red terrorista en el corazón de Europa.

Según Nathan Sales, coordinador de la lucha antiterrorista del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Hezbollah ha estado acumulando constantemente sus arsenales de armas en Europa con el fin de prepararse para cualquier acto de terrorismo futuro que pueda ordenar Teherán.

Hablando durante una aparición en vídeo en el Comité Judío Americano a principios de este mes, el Sr. Sales advirtió que los recientes informes de la inteligencia estadounidense mostraban que Hezbollah estaba almacenando alijos de armas en países de toda Europa.

Esto incluía reservas de nitrato de amonio, el mismo material responsable de la devastadora explosión en el puerto de Beirut el mes pasado.

Describiendo la acumulación de armas de Hezbollah en Europa como un “claro y presente peligro para los Estados Unidos” y sus aliados, el Sr. Sales mencionó que los informes de inteligencia de los Estados Unidos mostraban que Hezbollah tenía armas en Bélgica, Francia, Grecia, Italia, España y Suiza, mientras que en Francia, Grecia e Italia se habían descubierto o destruido “importantes” alijos de nitrato de amonio.

“Tenemos razones para creer que esta actividad sigue en marcha”, señaló el Sr. Sales. “¿Por qué Hezbollah almacenaría nitrato de amonio en suelo europeo? La respuesta es clara. Puede llevar a cabo grandes ataques terroristas cuando sus amos en Teherán lo consideren necesario”.

Otras pruebas de la creciente presencia terrorista de Hezbollah en Europa han surgido en Irlanda, donde 10 miembros de un grupo disidente irlandés conocido como el Nuevo IRA (NIRA) fueron arrestados por cargos de terrorismo el mes pasado, tras afirmar que se reunieron con funcionarios de Hezbollah en la embajada de Irán en Dublín.

En una operación encubierta conjunta montada por funcionarios de seguridad británicos e irlandeses se descubrió que el grupo estaba intentando adquirir armas de fabricación iraní para utilizarlas contra las fuerzas de seguridad británicas.

Entre las 10 personas acusadas de diversos delitos de terrorismo figura un activista palestino, el Dr. Issam Hijjawi Bassalat, que viajó a Irlanda para dar conferencias sobre los territorios palestinos.

Se informa de que dos partidarios del NIRA que fueron detenidos durante la operación asistieron a un acto de conmemoración en la Embajada del Irán en Dublín celebrado tras la muerte de Qassem Soleimani, el cerebro terrorista iraní asesinado por un ataque con aviones no tripulados de los Estados Unidos en enero.

En un momento en que aumentan las tensiones entre Irán y Occidente por el controvertido programa nuclear de Teherán, la expansión de las operaciones terroristas de Hezbollah en Europa debería ser sin duda un importante motivo de preocupación. Después de todo, el Irán tiene una larga historia de recurrir al terrorismo para ejercer presión sobre sus adversarios, y Europa es un objetivo obvio para futuros ataques terroristas iraníes.


Por Con Coughlin
Fuente: Gatestone

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario