Los niños contraen COVID-19 en mayor proporción que los adultos

 Los niños tienen más probabilidades de contraer el coronavirus que los adultos y pueden transmitirlo a otras personas, según encontró un importante estudio del Ministerio de Salud publicado el miércoles, contra las afirmaciones de que los jóvenes tenían menos probabilidades de contraer o propagar la enfermedad.

Un estudio presentado a los ministros muestra que el porcentaje de pruebas positivas entre los niños es del 8%, un 2% más alto que entre los adultos; indica que la reapertura de las escuelas provocó un aumento de la infección, publica The Times of Israel.

Por lo tanto, el ministerio advirtió que enviar a los niños de regreso a las escuelas en un momento de alta morbilidad por COVID-19 “puede acelerar la propagación del virus”.

Israel está suavizando gradualmente un cierre de un mes, el segundo en la batalla contra la pandemia, con los jardines de infancia y preescolares reabiertos la semana pasada. Reabrió rápidamente las escuelas cuando salió de su primer cierre a fines de mayo, en parte basándose de datos que indicaban que era relativamente poco probable que los niños contrajeran o propagaran el virus, pero posteriormente se enfrentaron a un aumento incesante de las tasas de contagio.

El ocho por ciento de las 678.000 pruebas de COVID-19 realizadas en niños menores de 17 años entre el 27 de enero y el 24 de septiembre dieron positivo, según el estudio. Esto fue un 2% más alto que la tasa de unos 2,6 millones de pruebas realizadas en adultos durante ese mismo período.

Las pruebas serológicas, que buscan anticuerpos para determinar si alguien alguna vez tuvo el virus, fueron aún más crudas, mostrando una tasa positiva del 7,1% entre los niños, en comparación con una tasa del 1,7% -4,8% entre los adultos del 28 de junio al 14 de septiembre.

Los resultados enfatizaron el riesgo que representa la reapertura de las escuelas de manera no gradual, particularmente en áreas con altas tasas de infección, como se hizo en ciertas comunidades haredíes en todo el país esta semana.

El estudio israelí está en desacuerdo con algunas evaluaciones internacionales de amplia circulación. La Organización Mundial de la Salud señaló el mes pasado que el papel de los niños en la transmisión de COVID-19 “aún no se comprende completamente”. Sin embargo, agregó, “hasta la fecha, se han reportado pocos brotes que involucren a niños o escuelas” y “el pequeño número de brotes reportados entre el personal docente o asociado hasta la fecha sugiere que la propagación del COVID-19 dentro de los entornos educativos puede ser limitada”.

No obstante, otras investigaciones han cuestionado las evaluaciones iniciales de que los niños son significativamente menos propensos que los adultos a provocar el contagio de COVID-19.

En respuesta al informe del Ministerio de Salud, el primer ministro Benjamin Netanyahu habría expresado su sorpresa por el hecho de que los expertos en salud aprobaron la apertura de jardines de infancia y preescolares la semana pasada. El primer grado en adelante todavía está cerrado en cumplimiento de las pautas de salud del gobierno, pero los líderes ultraortodoxos han ordenado a las escuelas primarias Talmud Torah que reanuden las clases, a pesar de las altas tasas de infección en la comunidad.

“Los niños definitivamente contraen el virus y también son contagiosos. Dado que la mayoría de ellos no presenta síntomas, es difícil identificar una proporción significativa de ellos portadores del virus y pueden ser fuente de infección para otros”, señala el informe del Ministerio de Salud.

No obstante, el informe determina que los niños pueden actuar como “superpropagadores” dado que entre el 51% y el 70% de ellos no presentan síntomas del virus. En 17 casos rastreados por el Ministerio de Salud, los niños lograron infectar a más de 10 de sus compañeros.

Los hallazgos también contradicen directamente la afirmación hecha por el ministro de Educación, Yoav Gallant en los últimos meses, de que los niños no han sido la fuente de la propagación del virus y que, por lo tanto, se debería permitir la reapertura de las escuelas.

El miércoles, los ministros estaban discutiendo la posibilidad de reabrir las escuelas primarias en todo el país a fin de mes, aunque el Ministerio de Salud ha exigido un enfoque lento y cuidadoso.

La rápida reapertura de las escuelas al final del primer cierre en mayo fue respaldada por un informe científico que mostró que los niños en edad escolar eran los menos propensos a contraer o transmitir el virus.

Se ha culpado a esa apertura de contribuir al repunte de la pandemia, y el informe publicado el miércoles mostró un aumento significativo en las tasas de infección tanto entre niños como entre adultos luego de la reapertura de las escuelas el 1 de septiembre.



Fuente: ©EnlaceJudío

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario