Atentado a la AMIA: la Fiscalía pedirá hoy condena para Carlos Telleldín

 La Unidad Fiscal AMIA pedirá hoy que Carlos Telleldín sea condenado por haber entregado la camioneta Trafic que explotó en la mutual judía en 1994 sabiendo que se iba a utilizar para ese fin. Lo harán al concluir el alegato que iniciaron la semana pasada ante el Tribunal Oral Federal 3 que desde el año pasado juzga a Telleldín.

Los fiscales Roberto Salum, Santiago Eyherabide y Santiago Roldán se sumarán a las condenas que ya pidieron las querellas de la AMIA-DAIA y la de los familiares de las víctimas. La AMIA-DAIA requirió que Telleldín reciba una condena de 20 años de prisión y la de los familiares de prisión perpetua.

Con la finalización del alegato de la Fiscalía luego será el turno, en otra audiencia, de las representantes de Telleldín, a cargo de las defensoras públicas oficiales Verónica Blanco y Verónica Carzoglio. Después vendrán las réplicas y las dúplicas que las partes hagan de sus alegatos y finalmente el veredicto a cargo de los jueces Andrés Basso, Javier Ríos y Fernando Canero. Se espera que sea antes de fin de año.

Las tres acusaciones coincidieron en que Telleldín tuvo en su poder el motor de una camioneta Trafic que fue encontrado entre los escombros de la AMIA. Ese motor lo puso en otra camioneta similar que vendió días antes. La venta la hizo con un boleto falso: el DNI del documento era un número que no existía en esa época y la firma estaba adulterada. Como comprador figuraba Ramón Martínez, un conocido de Telleldín con el que estaba enemistado.

“Es indiscutido y probado que Telleldín entregó esa Trafic sabiendo que se iba a usar para el atentado”, dijo el fiscal Salum la semana pasada en su alegato. “En el momento de la entrega, en el que debía detener un delito, lo gobernó la codicia, no le importó el resultado y siguió adelante”, agregó el fiscal.

Después del atentado -ocurrido el 18 de julio de 1994 en el que murieron 85 personas y 151 resultaron heridas- los fiscales señalaron en base a la declaración de testigos que Telleldín estaba nervioso y preocupado y que decidió irse a Posadas. “Fue una fuga porque sabía que la Trafic se había usado en un atentado”, dijo el fiscal.

Telleldín fue detenido en Posadas y estuvo 10 años preso en la cárcel de Devoto donde se recibió de abogado. Fue liberado tras el primer juicio que se hizo por el atentado y que fue declarado nulo.

La Unidad Fiscal AMIA pedirá hoy que Carlos Telleldín sea condenado por haber entregado la camioneta Trafic que explotó en la mutual judía en 1994 sabiendo que se iba a utilizar para ese fin. Lo harán al concluir el alegato que iniciaron la semana pasada ante el Tribunal Oral Federal 3 que desde el año pasado juzga a Telleldín.

Los fiscales Roberto Salum, Santiago Eyherabide y Santiago Roldán se sumarán a las condenas que ya pidieron las querellas de la AMIA-DAIA y la de los familiares de las víctimas. La AMIA-DAIA requirió que Telleldín reciba una condena de 20 años de prisión y la de los familiares de prisión perpetua.

Con la finalización del alegato de la Fiscalía luego será el turno, en otra audiencia, de las representantes de Telleldín, a cargo de las defensoras públicas oficiales Verónica Blanco y Verónica Carzoglio. Después vendrán las réplicas y las dúplicas que las partes hagan de sus alegatos y finalmente el veredicto a cargo de los jueces Andrés Basso, Javier Ríos y Fernando Canero. Se espera que sea antes de fin de año.

Las tres acusaciones coincidieron en que Telleldín tuvo en su poder el motor de una camioneta Trafic que fue encontrado entre los escombros de la AMIA. Ese motor lo puso en otra camioneta similar que vendió días antes. La venta la hizo con un boleto falso: el DNI del documento era un número que no existía en esa época y la firma estaba adulterada. Como comprador figuraba Ramón Martínez, un conocido de Telleldín con el que estaba enemistado.

“Es indiscutido y probado que Telleldín entregó esa Trafic sabiendo que se iba a usar para el atentado”, dijo el fiscal Salum la semana pasada en su alegato. “En el momento de la entrega, en el que debía detener un delito, lo gobernó la codicia, no le importó el resultado y siguió adelante”, agregó el fiscal.

Después del atentado -ocurrido el 18 de julio de 1994 en el que murieron 85 personas y 151 resultaron heridas- los fiscales señalaron en base a la declaración de testigos que Telleldín estaba nervioso y preocupado y que decidió irse a Posadas. “Fue una fuga porque sabía que la Trafic se había usado en un atentado”, dijo el fiscal.

Telleldín fue detenido en Posadas y estuvo 10 años preso en la cárcel de Devoto donde se recibió de abogado. Fue liberado tras el primer juicio que se hizo por el atentado y que fue declarado nulo.


Fuente: Infobae

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario