Medio Oriente, los países árabes y Biden. Por Natalio Steiner

El triunfo electoral de Biden ha generado gran preocupación en los países árabes sunitas moderados sobre la posibilidad de que un gobierno encabezado por demócratas entre en un nuevo acuerdo nuclear con Irán, una medida que podría intensificar la inestabilidad en el Medio Oriente.

Altos funcionarios de los países árabes moderados dijeron al periódico israelí Israel Hayom que su miedo no provenía de la política exterior esbozada por Biden, sino de las personas y asesores que conformarían el grupo de toma de decisiones presidenciales en Washington.

Un alto funcionario de los Emiratos Árabes Unidos, dijo: “Existe un gran temor de que una administración estadounidense dirigida por Joe Biden elimine de Teherán las sanciones impuestas por la administración Trump y busque un nuevo acuerdo con Irán. No confiarán en el paraguas del respaldo estadounidense frente a la amenaza iraní, que se les dio cuando firmaron los acuerdos para normalizar las relaciones con Israel”.

Cabe señalar que, según figuras políticas de los estados del golfo Pérsico y altos diplomáticos árabes, la pérdida de Trump podría llevar al cese de las conversaciones mediadas por Estados Unidos para normalizar las relaciones entre Israel y otros países árabes, como Arabia Saudita, Omán y Catar. “Ya está claro que si se elige a Biden, se eliminará la posibilidad de firmar acuerdos entre Israel y otros países árabes, como Arabia Saudita e incluso Catar”, dijo un alto diplomático árabe a Israel Hayom.

Sin embargo, hay quienes también han tomado una postura contradictoria y bastante sorprendente en relación a la posición de quienes temen el impacto de la política exterior de Biden en los procesos que tienen lugar en Oriente Medio. Un alto funcionario saudí dijo a Israel Hayom que se especula que la elección de Biden a la presidencia de EE. UU. y el temor de que su gobierno busque un nuevo acuerdo nuclear con Teherán fortalecerá la alianza regional formada entre Israel y el eje de los estados árabes sunitas moderados.

“La victoria de Trump”, admitió el alto funcionario, “pero su derrota por Biden solo fortalecerá la alianza regional con Israel, ya que la política esbozada por la administración Biden hará que nosotros e Israel enfrentemos la amenaza iraní, sin el paraguas estadounidense”, y pronto amenazará la estabilidad de toda la región. “El levantamiento de las sanciones contra Irán permitirá al régimen de los ayatolás continuar financiando organizaciones terroristas islámicas extremistas, que amenazan el orden en todo el mundo, y no solo en el Medio Oriente”.

También en Egipto y Baréin, altos funcionarios han dicho que les hubiera gustado la victoria del actual presidente Trump, y que existe una gran preocupación de que la entrada de Biden en la Casa Blanca interrumpa la alianza regional formada entre Israel y el eje de estados sunitas moderados.

Esto es a la luz de la posibilidad de que una administración estadounidense dirigida por Biden trabaje para renovar el acuerdo nuclear con Irán, e incluso llegar a un compromiso con los iraníes sobre un acuerdo suavizado y mejorado. Un alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Cairo dijo a Israel Hayom: “Tenemos bastantes preocupaciones. Un gobierno liderado por Biden podría causar inestabilidad regional ante el celo de Biden, y especialmente el de sus asesores, para llegar a un nuevo acuerdo con Teherán“.

Comienza una nueva etapa. Veremos sus proyecciones.


Fuente: Enlace Judío

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario