Miembros de la Knesset árabe-israelí: enemigos de la paz

La reciente normalización de las relaciones de Israel con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin cambió las reglas del juego en la región. Los ganadores hasta ahora son Israel y los estados árabes del Golfo. Los perdedores son la Autoridad Palestina, Turquía, Qatar e Irán. La normalización histórica de las relaciones incluso tiene oponentes dentro de Israel en la forma de miembros de la Knesset árabe-israelíes, cuya oposición unánime representa los intereses de la Autoridad Palestina más que los intereses de sus propios electores.

Los actores externos como Turquía e Irán no son los únicos oponentes a la reciente normalización de las relaciones de Israel con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin. También hay opositores a la nueva paz dentro de Israel. Los miembros de la Knesset árabe-israelí que se supone deben velar por los intereses de los ciudadanos árabe-israelíes de Israel votaron unánimemente contra los acuerdos de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein.

Esa votación no se olvidará pronto. Me trae a la mente otro voto similar. En 2016, los miembros de la Knesset árabe-israelí y su líder, MK Ayman Odeh, se negaron a asistir al funeral del presidente israelí que más se preocupaba por los intereses de los ciudadanos árabe-israelíes: Shimon Peres. Incluso asistió el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas. De hecho, lloró en el funeral, mientras que los miembros árabes israelíes de la Knesset ni siquiera se molestaron en presentarse al funeral de su propio presidente.

Israel Hayom ha informado  sobre las formas en que los miembros del Knesset árabe-israelí no están trabajando para hacer realidad los intereses de los ciudadanos árabes de Israel que los eligieron y a quienes se supone que deben representar. Más bien, están trabajando por los intereses de la Autoridad Palestina (AP). Los miembros árabes de la Knesset se están aprovechando de su posición para promover el problema palestino, un tema en el que la mayoría de los países árabes han perdido interés, a expensas de sus propios electores.

Solo los europeos ingenuos continúan donando a los palestinos. Los estados árabes han dejado de donar, ya que saben que su dinero se desvía a altos funcionarios de la Autoridad Palestina.

Cabe señalar que los Acuerdos de Oslo se aprobaron con el apoyo de miembros árabes de la Knesset. Sin embargo, los miembros árabes de la Knesset de hoy son más radicales y menos pragmáticos. Puede haber consecuencias negativas para este tipo de enfoque. Por ejemplo, cuando Yasser Arafat apoyó la ocupación de Kuwait por Saddam Hussein en 1990, Kuwait liberado tomó represalias deportando a los 400.000 palestinos que vivían allí.

Hoy en día, los Estados del Golfo podrían asumir lógicamente que los árabes israelíes apoyan el comportamiento de sus representantes electos y los tratan en consecuencia, una consecuencia que podría resultar costosa.

Los miembros árabes de la Knesset están enojados porque los Acuerdos de Abraham no abordan la cuestión del estado palestino y no contienen concesiones reales para los palestinos. Un miembro, Sami Abu Shehadeh, se apresuró a ser entrevistado por Aljazeera el día de la votación. En su entrevista, afirmó repetidamente que se considera a sí mismo palestino y que se opone a todo el acuerdo, que no considera más que un «trato de armas».

Los ciudadanos árabes israelíes son una parte integral de la sociedad israelí con igualdad de derechos. La mayoría de ellos se han integrado con éxito en la sociedad israelí. Pero los miembros árabes de la Knesset dañan en lugar de ayudar a los árabes israelíes cuando se oponen a la paz. Al condenar los Acuerdos de Abraham, los miembros árabes de la Knesset demostraron a todos los ciudadanos israelíes, judíos y árabes, que no solo están en contra de la paz, sino que son herramientas de la intransigente Autoridad Palestina.

Esta es una versión editada de un artículo que apareció en Israel Today el 22 de octubre de 2020. 

El Dr. Edy Cohen ( Ph.D. Bar-Ilan University) habla árabe con fluidez y se especializa en las relaciones interárabes, el conflicto árabe-israelí, el terrorismo, las comunidades judías en el mundo árabe. Es investigador del Centro BESA y autor del libro El Holocausto a los ojos de Mahmoud Abbas  (hebreo).

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Fuene: BESA 

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario