Netanyahu aborda con directivo judío de Pfizer la adquisición de vacuna para COVID-19

 El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, comunicó este miércoles haber entablado una conversación con el director ejecutivo de Pfizer, el empresario griego Albert Bourla.

“Acabo de tener una conversación muy cálida y cordial con Albert Bourla, el director ejecutivo de Pfizer”, dijo Netanyahu en un mensaje publicado en sus redes sociales.

Luego de precisar que el gobierno de Israel está negociando con Pfizer, Netanyahu aseguró que Bourla, de quien destacó su origen judío, accedió a conversar de inmediato con el mandatario cuando lo solicitó y lo felicitó por sus acciones a favor de cultivar los lazos entre Jerusalén y Atenas.

“Resulta que Albert Bourla está muy orgulloso de su origen griego y judío de Salónica, y me dijo que aprecia mucho el impulso de las relaciones entre Grecia e Israel que he hecho en los últimos años”, señaló.

“Después de esta conversación, que fue muy formal y práctica, estoy convencido de que completaremos el contrato con la farmacéutica Pfizer“, agregó Netanyahu, antes de reafirmar su promesa de llevar toda vacuna exitosa a los ciudadanos de Israel.

Un alto funcionario del Ministerio de Salud de Israel dijo al sitio Ynet que el gobierno habría solicitado a la compañía una gran cantidad de dosis de la propuesta de vacuna a Pfizer.

“Recibiremos las dosis tan pronto como Pfizer comience a lanzarlas en EE. UU. Estamos en un buen lugar de la lista [de compradores]… se trata de un gran acuerdo, y no es para nada una vacuna barata, adquiriremos muchas”, dijo el funcionario.

Sobre una de las particularidades de esta vacuna, que debe de mantenerse en condiciones especiales de refrigeración, el funcionario aseguró que se está analizando esta cuestión de antemano.

Según reportó el Canal 12 israelí, en la conversación entre Netanyahu y Bourla se habría entablado un acuerdo para que Israel reciben una cantidad de 6 millones de dosis de la vacuna de Pfizer.

Las vacunas estarían destinadas para un total de 3 millones de ciudadanos de Israel, en vista de que cada persona tendría que recibir dos dosis.

La conversación entre Netanyahu y Bourla habría ocurrido, según la cadena, luego de que los contactos que el Ministerio de Salud sostuvo con Pfizer, alrededor de la compra de una cantidad de solo cientos de miles de dosis, no llegaran a nada.

Bourla se habría comprometido a que Pfizer proporcione las vacunas a Israel, sin dejar de pasar por alto las dificultades legales alrededor de una adquisición de esta naturaleza en Israel.

Sin embargo, un funcionario con conocimiento de los contactos entre Israel y Pfizer, dijo de manera anónima a Canal 12 que esta conversación no es más que una acción para “encubrir un gran y continuo fracaso”.

“Israel le apostó a [la vacuna de] Moderna y entabló negociaciones tardías y complejas con Pfizer. Esperemos que no paguemos caro por esto, es muy tarde como para estar contentos”, declaró el oficial.

El lunes, Pfizer anunció que su propuesta de vacuna para COVID-19 mostró resultados preliminares efectivos en el 90% de los pacientes en lo que realizó ensayos clínicos de fase 3.


Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario