Gantz encamina a Israel a nuevas elecciones: votará a favor de disolver la Knéset

 El ministro de Defensa de Israel y líder del partido Kajol Lavan, Benny Gantz, anunció que respaldará una iniciativa que se votará mañana en la Knéset para disolver la legislatura, y con ello, llevar al país a nuevas elecciones.

En un mensaje ofrecido a la prensa la noche de este martes (tiempo local), Gantz se enfocó en responsabilizar a Netanyahu por llevar de nuevo a las urnas al país, pero dejó la puerta abierta para que se eviten nuevos comicios si se logra un compromiso entre ambos.

El miércoles, la oposición política presentará para su lectura preliminar una iniciativa para disolver la Knéset. No obstante, aún se necesitan después de ello tanto su aprobación por un comité de la Knéset como la aprobación de sus tres lecturas en el pleno para formalmente disolver la legislatura.

Gantz aseguró haber decidido integrarse a un gobierno de Netanyahu en abril pasado con el fin de evitar con ello que el país se dirigiera a una nueva ronda de comicios, después de un total de tres que se desarrollaron en alrededor de un año.

No obstante, aseguró, nunca “se hizo ilusiones” sobre Netanyahu aunque afirmó que llegó a pensar que el mandatario “estaría a la altura” del momento, ante la llegada de la pandemia de COVID-19 a Israel.

“Esto no ocurrió. Netanyahu prometió unidad, lo prometió. Netanyahu se comprometió que no habría trucos, se comprometió. Netanyahu prometió una gestión responsable de la crisis por coronavirus, lo prometió. Netanyahu no cumple y la gente lo paga. A mi no me mintió Netanyahu, les mintió a ustedes. No me engañó a mi, sino a todos ustedes, los ciudadanos de Israel“, declaró Gantz.

Gantz también acusó a Netanyahu de “convertir la guerra contra el coronavirus en una campaña personal de glorificación de su nombre, presentado cada proceso como un logro… Netanyahu solo está actuando para escapar del juicio que le espera“.

“Ciudadanos de Israel, Netanyahu decidió desmantelar el gobierno y arrastrar al Estado de Israel a elecciones”, dijo Gantz, antes de señalar la demora en la aprobación del presupuesto estatal y en la designación de funcionarios gubernamentales como signos de la culpabilidad de Netanyahu y su partido en este aspecto.

Pese al anuncio, Gantz dijo que aún se puede evitar la disolución de la Knéset y nuevas elecciones en el país, si Netanyahu aprueba el presupuesto estatal.

“Estas elecciones solo pueden ser evitadas por quienes las decidieron. Netanyahu, la carga de la prueba está en tus manos. Lleva de inmediato el presupuesto al gobierno, asegúrate de aprobarlo y garantiza la unidad de la que hablas frente a las cámaras.

“Si actúas sin trucos ni artimañas, millones de ciudadanos de Israel no tendrán que encontrarse en marzo en la cuarta campaña electoral; pero si decides continuar por el camino actual, en Kajol Lavan iremos a las elecciones”, agregó.

Las reacciones en la oposición

Luego del discurso de Gantz, su exsocio en Kajol Laván, Yair Lapid, actual jefe del partido Yesh Atid y de la oposición política israelí, celebró la decisión del ministro.

“En días recientes me dirigí a Benny Gantz para dejar atrás el pasado y que vote con nosotros por la disolución de la Knéset. Esta noche anunció que apoyará nuestra iniciativa de ley y lo felicito por ello”, escribió en un mensaje de Twitter.

“Medio año después de la formación de un gobierno exagerado y desconectado para todos, está claro que Netanyahu no puede seguir dirigiendo Israel en su salida de la crisis por coronavirus.

“Israel necesita un gobierno que llegue a trabajar. Un gobierno ágil y eficiente que se ocupe solo por la vida real. De los problemas reales. De los micronegocios, de los desempleados, de la salud. No de la política, de la corrupción o de las ruedas de prensa. Lideraremos la alternativa al poder. Llegamos para cambiar y es posible hacer el cambio. Como dicen en las manifestaciones y en los puentes: somos la esperanza”, agregó.

No obstante, también desde la oposición, algunos políticos no se fueron por los elogios sino que reprocharon a Gantz por su decisión inicial de unirse a un gobierno con Netanyahu en abril pasado.

Tamar Zandberg, exdirigente del partido Meretz, aseguró que lo ocurrido hoy “fue exactamente lo que se esperaba que ocurriera” luego de que Gantz “se refugiara junto a un criminal”, por lo que instó a los votantes a razonar su voto para las futuras elecciones para no votar “por una consigna vacía”.

Por su parte, Ayman Odeh, jefe de la alianza de partidos árabes, la Lista Conjunta, tachó a Benny Gantz por preferir en la primavera pasada “ser el sustituto del primer ministro más racista e incitador que conocíamos” a conformar un gobierno junto con los árabes.

De manera sarcástica, el líder del partido Yisrael Beitenu, Avigdor Lieberman, se limitó a publicar en su cuenta de Twitter un breve comentario sobre la noticia del anuncio de Gantz: “Boker Tov Eliyahu”, una forma coloquial en hebreo para hacerle saber a alguien de manera burlona de un hecho notablemente obvio.

La respuesta previa de Netanyahu

Poco antes de la rueda de prensa de Gantz, Netanyahu emitió un mensaje en sus redes sociales en el que instó a no llevar al país a nuevas elecciones.

“Lo he dicho bastantes veces: este no es momento para elecciones. Es un tiempo para la unidad. Es un tiempo para continuar trayendo [a Israel] vacunas [contra COVID-19]. Es tiempo para continuar con nuestra guerra contra el coronavirus. Es tiempo para continuar ayudando a los comerciantes, los trabajadores independientes, a los ciudadanos. Es tiempo para continuar ampliando el círculo de paz, y este es un tiempo para establecer un frente unido en contra de los retos políticos y de seguridad, nada sencillos, que tenemos por delante”, expresó el mandatario.

En seguida, Netanyahu lamentó que el partido Kajol Laván de Benny Gantz “esté siendo arrastrado” por Yair Lapid y Naftali Bennett, líderes de los partidos Yesh Atid y Yamina, respectivamente, que se oponen al gobierno de coalición existente en Israel.

“A Lapid y a Bennet no les importa que vayamos [en Israel] a las urnas en medio de la epidemia de coronavirus”, acusó a ambos, antes de arremeter contra Kajol Laván de haber establecido “un gobierno dentro del gobierno”.

“Todo el tiempo, [en Kajol Laván] se pusieron en nuestra contra, y violaron los acuerdos de la coalición [de gobierno. Por eso les digo: dejen a un lado todo… lo que hay que hacer ahora es dar un giro de 180 grados desde la política a favor de los ciudadanos de Israel. Esto es lo que hay que hacer, y yo se los pido: háganlo”, concluyó.


Fuente: ©EnlaceJudío

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario