Extranjeros y solicitantes de asilo reciben vacunas COVID-19 en Israel

 Decenas de solicitantes de asilo y trabajadores extranjeros de Tel Aviv hicieron cola para recibir su primera dosis de la vacuna COVID-19 el martes, como parte de una iniciativa para inocular a los ciudadanos extranjeros de la ciudad.

El ayuntamiento de Tel Aviv y el Centro Médico Sourasky empezaron a administrar las vacunas gratuitamente a los extranjeros de la ciudad, muchos de los cuales son solicitantes de asilo indocumentados.

En su primer día de funcionamiento, el centro de vacunación del sur de Tel Aviv, que alberga una gran comunidad de inmigrantes, dispensó dosis a decenas de extranjeros que hacían cola frente al edificio. Los carteles ofrecían información en inglés, tigriña, ruso y árabe. Entre los receptores había trabajadores extranjeros de Filipinas, Moldavia y Nigeria, así como solicitantes de asilo sudaneses y eritreos.

Garipelly Srinivas Goud, ciudadano indio que lleva ocho años trabajando en Israel, dijo que algunos trabajadores extranjeros en Israel no tienen dinero o seguro para permitirse pagar la vacuna de forma privada, y dijo que la campaña de vacunación era una “decisión muy buena. Estoy muy contento”.

Eytan Schwartz, portavoz del municipio de Tel Aviv, dijo que era responsabilidad del gobierno “vacunar a todos dentro de las fronteras de la nación” y que daría el siguiente paso y empezaría “a vacunar también a los solicitantes de asilo ilegales o indocumentados”.

Israel ha presionado para inocular a la mayor parte de su población desde finales de diciembre. La semana pasada puso las vacunas a disposición de todos los ciudadanos mayores de 16 años.

Hasta ahora ha entregado más de 3,5 millones de primeras dosis, en su mayoría de la vacuna de Pfizer, y al menos 2,1 millones de segundas dosis. También ha proporcionado a la Autoridad Palestina miles de vacunas para el personal sanitario.

El domingo, Israel empezó a suavizar algunas de las restricciones de cierre que habían estado en vigor durante más de un mes en un esfuerzo por frenar la propagación del coronavirus.

Las tasas de infección en Israel siguen siendo altas. El país ha registrado más de 700.000 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia el año pasado. Al menos 5.192 personas han muerto a causa de la enfermedad, según las cifras del Ministerio de Sanidad publicadas el martes.


Fuente: Israel Noticias / Con información de The Times of Israel

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario